PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

sábado, 28 de enero de 2017

Vanidad



Según el Eneagrama, desarrollado por Claudio Naranjo durante decenios, yo destacaría el Eneatipo 3 como, lo que Erich Fromm llamaba "orientación mercantilista". ¿Por qué digo tal cosa? El Eneatipo 3. Vanidad, corresponde al espíritu de la época. Alguien que da más importancia a su imagen que a su interior. Volcados sobre el exterior, con cierto éxito social, por ejemplo, un abogado narcisista que explota a su secretaria.
Gasta más energía en mantener la imagen idealizada que guste al otro, dar la imagen deseable es su objetivo. Es camaleónico y, con tal de gustar, se convierte en cualquier cosa, en la encarnación de lo que el otro quiera ("quiero ser normal"), pueden decir en psicoterapia para referirse a lo que "no tienen". En realidad, están más centrados en la ostentación y su imagen corporal que mirarse a sí mismo.
Se pone coqueto y glamuroso, y es superficial. Tras su máscara bonita, y muchas veces esteriotipada, como de plástico (que a ojos de los demás resulta ridícula, pero que al 3 sexual cree que es lo que atrae), es el subtipo que más puede contactar con un vacío interior profundo.
El 3 sexual envía mensajes eróticos solo para atraer, no está dispuesto a dar lo que promete. Quiere ser deseado pero que no le toquen, porque se valida el deseo del otro. Distingue el sexo del amor, y en el sexo está preocupado por lo que le gusta y le apetece al otro, y por hacerlo bien.
Le gusta brillar, estar atento a todas las tendencias y tener un armario repleto para cada momento, joyas y todo tipo de búsqueda de fama y admiración. Le gusta conquistar personas, aplausos, reconocimiento, lugares. El brillo es un deseo de llamar la atención. Sabe presentarse, tiene encanto y modales, tiene todos los accesorios. Es eficaz, enérgico y lanzado. Se mueve con elegancia y facilidad, como una persona "de mundo".
Cuando no conoce el ambiente, la necesidad está vinculada al control. Cuando no conoce el ambiente no se muestra, la necesidad de reconocimiento le lleva a no mostrarse: uno se muestra cuando tiene la certeza de que va a ser aceptado
[...]
Claudio Naranjo
Rodrigo Córdoba Sanz. Terapia Humanista y Psicodinámica