PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

jueves, 26 de mayo de 2022

AMORES LÍQUIDOS

 



Es posible que ya hayas oído hablar de el amor líquido, un interesante concepto enunciado por el sociólogo Zygmunt Bauman. En esta poética pero desconsoladora imagen, se encierra una realidad que parece ser bastante frecuente en nuestra actualidad: la fragilidad del vínculo.

Una idea asociada con la esencia que parece vivirse en esta sociedad donde al parecer, se valora quizá en demasiadas ocasiones lo fugaz, el consumismo puntual que da satisfacción a una necesidad momentánea y que seguidamente, se desecha. Aunque hemos de hacer también una interesante puntualización.

No estamos hablando sólo de las relaciones interpersonales, sino también la relación que establecemos con nosotros mismos, o lo que el propio Bauman denomina como “la liquidez del amor propio”


¿Eres consciente por ejemplo, de que para amar de una forma madura a otra persona, debes empezar por quererte a ti mismo? Así es, este es un problema constante en nuestra sociedad, esa falta de autoestima y de autovaloración en la cual, acabamos perdiendo a los demás por no empezar por nosotros mismos. Por “solidificar el amor propio”.

Hablemos hoy sobre ello, ahondemos en este interesante concepto de el amor líquido. Un tipo de amor que cada vez está más presente en nuestra sociedad y del que tenemos que ser conscientes.





 

RELACIONESRUPTURA Y DIVORCIO

El amor líquido o la fragilidad de los vínculos

4 minutos


El amor líquido o la fragilidad de los vínculos

Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater.


Última actualización: 31 enero, 2022


Es posible que ya hayas oído hablar de el amor líquido, un interesante concepto enunciado por el sociólogo Zygmunt Bauman. En esta poética pero desconsoladora imagen, se encierra una realidad que parece ser bastante frecuente en nuestra actualidad: la fragilidad del vínculo.


Una idea asociada con la esencia que parece vivirse en esta sociedad donde al parecer, se valora quizá en demasiadas ocasiones lo fugaz, el consumismo puntual que da satisfacción a una necesidad momentánea y que seguidamente, se desecha. Aunque hemos de hacer también una interesante puntualización.



No estamos hablando sólo de las relaciones interpersonales, sino también la relación que establecemos con nosotros mismos, o lo que el propio Bauman denomina como “la liquidez del amor propio”


¿Eres consciente por ejemplo, de que para amar de una forma madura a otra persona, debes empezar por quererte a ti mismo? Así es, este es un problema constante en nuestra sociedad, esa falta de autoestima y de autovaloración en la cual, acabamos perdiendo a los demás por no empezar por nosotros mismos. Por “solidificar el amor propio”.




Hombre deja a su pareja

Hablemos hoy sobre ello, ahondemos en este interesante concepto de el amor líquido. Un tipo de amor que cada vez está más presente en nuestra sociedad y del que tenemos que ser conscientes.



 


El amor líquido y la individualidad

 


En ocasiones, establecer un vínculo fuerte y comprometido, no es algo fácil para muchas personas. Tras ello, se esconde un sentido de responsabilidad y de trascendencia personal que tal vez, no están dispuestos a asumir. Es posible incluso que exista el factor miedo e incluso una inmadurez personal, donde no es posible concebir una auténtica relación sólida, estable y con un proyecto de futuro.

El propio Bauman nos explica que muchas relaciones de hoy en día son “conexiones” más que “relaciones”. Ya no estamos hablando únicamente de la primacía de las nuevas tecnologías y las redes sociales, ésas que nos unen con múltiples personas en el momento en que nosotros elijamos.


Este concepto va un poco más allá. El individualismo busca sólo satisfacer necesidades puntuales con un principio y un fin, de ahí la idea de amor líquido, emociones que no se pueden retener y que se escapan fugazmente de las manos hasta desaparecer.

Es algo que sin lugar a dudas suena desconsolador, vivimos en un mundo dinámico donde lo real en ocasiones se conjuga con lo virtual, una modernidad líquida donde muchas cosas parecen escaparse de nuestras manos.

Establecemos relaciones inestables porque nuestra sociedad parece ensalzar a su vez unas relaciones humanas más flexibles. Y no, no estamos hablando únicamente de las relaciones de pareja, pensemos también en la educación de los más pequeños.

Les ofrecemos numerosos juguetes, tecnologías, establecemos un juego de chantajes donde ante un examen aprobado lo premiamos con un nuevo regalo. Los dejamos caer casi sin querer en una sociedad de consumo con escasos valores, creando individuos a su vez que se vuelven tiranos, que no reconocen dónde están los límites y que, de algún modo, también acaban volviéndose líquidos…

Sus amistades nacen en las redes sociales, y para terminar con alguna de ellas cuando no les interesa, no tienen más que usar el botón de “bloquear o reportar” a dicha persona.

La importancia del amor propio para combatir el amor líquido



Las personas no somos bienes de consumo, ni tenemos una obsolescencia programada como cualquier electrodoméstico. Pensamos, sentimos y amamos. Pero hemos de empezar siempre por nosotros mismos, viéndonos como personas merecedoras de ser amada

El amor líquido siempre nos deja con un corazón vacío, y eso es algo que nadie quiere, el consumista siempre se queda con hambre y con una profunda  insatisfacción. ¿De qué nos sirve esto? ¿De qué nos sirve vivir con tanta incertidumbre?

En ocasiones, detrás de un amor líquido está la inseguridad personal. El no vernos a nosotros mismos como capaces de mantener un vínculo lo bastante fuerte como para prosperar, como para construir un futuro junto a otra persona.

La inseguridad, es reflejo de una autoestima que no se ha desarrollado adecuadamente. Ahí donde sólo se busca una satisfacción puntual para después, huir. Todo compromiso puede evidenciar nuestra falta de competencia, nuestra inmadurez. Pero ¿Por qué no intentarlo?

En esta vida nada es seguro y todos andamos a tiendas entre la niebla, si yo empiezo a confiar en mí mismo poco a poco avanzaré con más seguridad, apostando por la estabilidad. Por el auténtico compromiso conmigo mismo y las personas que me rodean.


Bauman nos dice que para ser felices, debemos tener en cuenta dos valores imprescindibles: libertad y seguridad. La seguridad sin libertad es esclavitud, pero la libertad sin seguridad es un caos total. Todos necesitamos de ambas dimensiones para encontrar el equilibrio en nuestras vidas.

Las personas seguras no desconfían de sus “figuras de apego” (padres, amigos, pareja), cuentan con la certeza de que les ayudarán cuando lo necesiten.


Así, las características de los vínculos afectivo de apego seguro fundamentales son:


Los recuerdos de los vínculos afectivos de la infancia son en su mayoría positivos.

Son abiertos, fáciles de conocer, autónomos, con alta autoestima y una imagen positiva de los demás.

Carecen de problemas interpersonales graves y muestran confianza en los demás.

Disfrutan de un equilibrio entre las necesidades afectivas y la autonomía personal.

Vínculo afectivo de apego preocupado

El apego preocupado, también denominado ambivalente o dependiente, se caracteriza por sentir inseguridad respecto a la disponibilidad de las figuras de apego, en este caso de la pareja. 


La persona preocupada desarrolla un estado de ansiedad e ineficacia que le hace sentir que no es suficientemente querida, por lo que constantemente busca la confirmación de que es amada por la otra persona y, al mismo tiempo, sufre temor al posible rechazo o abandono. Así, otras de las peculiaridades de este tipo de vínculos afectivos son:

Falta de autoestima que conlleva una actitud dependiente y un deseo desmedido por conseguir la aprobación ajena.

Alta preocupación en sus relaciones.

Demandas constantes de atención.

Vínculo afectivo de apego huidizo alejado

Las personas con este estilo de apego mantienen relaciones basadas en la distancia afectiva y frialdad emocional. En las personas huidizas alejadas, la aparente autosuficiencia emocional actúa como mecanismo de defensa ante el posible rechazo que pudieran experimentar. Las características de las personas que presentan estos tipos de vínculos afectivos son:

Idealización de las relaciones con los padres, donde las únicas experiencias recordadas se basan en el rechazo y la frialdad de sus progenitores

Anteponen la valoración de sus logros y niegan la existencia de necesidades afectivas

Mantienen alejados a los demás para conservar su coraza y no desequilibrar sus emociones

Tienen un modelo mental positivo de sí mismo pero negativo de los demás

Se sienten incómodos en la intimidad y consideran las relaciones interpersonales como algo secundario en su vida

Pueden mostrar un estado de desapego ante situaciones de separación o pérdida mediante la supresión de sus emociones

Vínculo afectivo de apego huidizo temeroso

Las personas que establecen un vínculo afectivo a través de un tipo de apego huidizo temeroso también funcionan con un modelo mental negativo hacia sí mismos y hacia los demás, falta de asertividad, baja confianza y autoconcepto, además de un potente miedo al rechazo.





domingo, 22 de mayo de 2022

HERMENÉUTICA

 




EDMUNDO HUSSERL, nos habla de fenomenología, a través de esta se puede distinguir como son la cosas a partir de cómo nosotros pensamos que son en realidad, de las bases conceptuales del conocimiento.-Esto se refiere a que las cosas que surgen en la mente reflejan al mundo externo, que las cosas existen porque queremos que estén allí.
A este autor no le interesa la interacción física de las personas, sino el cómo se comprenden recíprocamente sus conciencias, como se establece el significado y la comprensión en el interior de las personas.
HEIDEGGER “Se refiere a la interpretación de la Interacción Social” en la que  propone que se deben  estudiar las interpretaciones y significados que las personas le dan cuando interactúan, en distintas situaciones y la realidad social en la cual viven, esto es constante y los significados que se le otorgan pueden modificarse por otros, estos cambios son importantes para el interaccionismo simbólico.
HERBERT BLUMER “La etnometodología (son modos en que se organiza el conocimiento que los individuos tienen de sus asuntos habituales) Aquí vemos como el individuo cumple un rol en la construcción de su vida diaria. A modo de conclusión puedo decir que la producción del conocimiento en el trabajo social, se basa en gran parte a la interpretación.-Utilizando las teorías de los autores citados anteriormente, expreso que todas sus perspectivas se pueden unir y complementar para así llegar a un conocimiento profundo y claro sobre el fenómeno o individuo el cual esta siendo estudiado.

sábado, 21 de mayo de 2022

DESTINO

 


Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta. Online y Zaragoza. Instagram: @psicoletrazaragoza


Para darle un cambio a nuestra vida, es necesario conocer un poco como funcionamos, ya que nuestro cerebro funciona de una forma complicada, ¿has escuchado alguna vez lo que es la mente consciente y la subconsciente?, pues para explicarlo hay que partir de la base que los seres humanos usamos el 10% de nuestro cerebro, este funciona en los dos planos que anteriormente nombramos, también tienes que saber que el cerebro es el órgano de mayor complejidad del ser humano y realiza diversas funciones del cuerpo, en él se encuentra la mente, la cual nos permite razonar, crear, soñar, etc.
Ahora bien esto es una guía sencilla para cambiar un paradigma que todos tenemos y podamos ver el otro lado de la moneda, ya que cambiando esas ideas que nos invaden y somos nosotros los que controlamos los pensamientos y no ellos a nosotros, podremos lograr lo que queremos, porque nunca es tarde para conseguirlo.
La mente subconsciente, serian nuestros recuerdos, todo lo que aprendemos de niños y va formando parte de nuestras vidas, convirtiéndose en rutina, al igual que caminamos, o nos cepillamos los dientes al levantarnos, nos ponemos rojos cuando nos avergüenza algo, de ese mismo modo actúa la mente subconsciente, son como actos reflejos, esas cosas que hacemos porque sí. En cambio en la mente consciente es en la que actúa nuestra voluntad, somos nosotros que realizamos esas acciones, no son parte de la rutina, queremos hacerlas.
La mayor parte de nuestros pensamientos no los controlamos y pasan a ese plano subconsciente, volviéndose inherente a nosotros, así se quedan plasmados nuestros complejos, miedos, dudas, etc., sentimos que no hay remedio y solemos decir es parte de mí, soy así, ¿realmente eres así?, ¿realmente no puedes cambiar?, la verdad es que sí que puedes, solo es cuestión de pasar esos pensamientos de un plano a otro, y cambiar esa rutina por la voluntad de querer hacerlo luego, cuando consigas ese cambio, ya tu cerebro se encargara de convertirlo de nuevo a subconsciente y pasar a ser una rutina.
De esta manera tu felicidad no será una opción nunca más, si no tu decisión, el éxito será por tu voluntad, y mayor en la medida que tú quieras que sea, porque eres consciente de ello, es tu voluntad, dejas de ser el títere para ser el titiritero, controlas las riendas de tu  vida, tienes que empezar desde ahora, cambia el no puedo por un sí puedo y quiero, todos los días, que fluya toda tu pasión y tus ganas, se constante y repítelo todo los días, que no exista ni uno solo que no te levantes con ese entusiasmo de seguir y comenzaras a ver resultados primero seguramente serán pequeños pero luego veras cosas maravillosas, porque recuerda que ya tenías predeterminado la frase de no puedo, es difícil, no es el momento, no tengo los recursos, y hay que modificar el chip hacer  que tu cerebro se reprograme y el solo pondrá en funcionamiento a todo tu organismo para llegar a ese fin.

viernes, 20 de mayo de 2022

AMOR PROHIBIDO

 


En esta primavera regala una sonrisa

Estamos en plena primavera y como siempre, el delicioso calor, la humedad en el ambiente y la generosidad de la naturaleza nos han rodeado de flores; y les cuento que me he robado algunas para regalárselas en esta presentación, que con una bella reflexión de Jorge Luis Borges titulada «Aprendiendo»,  nos invita a vivir intensamente el presente y disfrutar vehementemente de nuestros afectos.

Y para motivarlos a ver con detenimiento esta presentación, me permito citar las últimas líneas de este bello poema:

Y uno aprende y aprende … Y con cada día uno aprende. Pero desafortunadamente… sólo con el tiempo.

Con el tiempo verás que, Aunque seas feliz con los que están a tu lado, Añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo Y ahora se han marchado …

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, Decir que amas … decir que extrañas, Decir que necesitas … decir que quieres ser amigo, Ante una tumba … ya no tiene sentido.

ACERCA DEL AMOR

 

Instagram: @psicoletrazaragoza


Acerca del amor

El amor es quizás el sentimiento más dulce que podemos disfrutar en nuestra vida. Es ese estado en el que queramos o no nuestra realidad cambia, nuestra felicidad sube, y vemos la vida con otra intensidad, con otro color. Pero cuando el desamor hace acto de presencia se puede caer al mayor de nuestros fosos emocionales. Cuando el amor desaparece esa dulzura se transforma en amargura y desesperación.
Amar es ser vulnerable, es abrazar un mundo de extremos donde nada es imparcial. Querer es adentrarse en contradicciones y aceptarlas, y sin embargo también es vivir con plenitud. En el amor no se busca obtener algo sino entregar todo nuestro ser. A veces es difícil ¿verdad? Nunca te quejes de nadie, y mira dentro de ti.
El amor a veces es el hilo rojo del destino que nos abraza y rodea en todo nuestro ser. Sin amor existir no merecería la pena. ¡No te rindas nunca!
Cree en ti, en todo el amor que llevas dentro.
A continuación tienes una selección intima y personal que espero acaricie tu todo tu ser tal y como lo hizo conmigo.

sábado, 14 de mayo de 2022

HUMILDAD

 



LA HUMILDAD

Es la actitud de una persona que no presume sus logros, reconociendo sus limitaciones, fracasos y debilidades haciéndola su forma de ser y su modo de vida.

Humildad-1

Es una de las virtudes más nobles del espíritu, como lo muestra el siguiente poema:

HUMILDAD EXCELENCIA DEL ALMA.

Humildad es semilla difícil de sembrar,.
Que precisa de un terreno fértil para madurar,
Liberar al alma de lo superfluo,
Sin ego sin pretensiones.
Un corazón virtuoso,
Aceptar nuestra naturaleza y limitaciones.
Sin pretender ser lo que no somos,
Viviendo con total autenticidad,
Sin pregonar nuestros logros,
O el magnífico corazón que poseemos;
Pero sin olvidar nuestro valor.
Aceptando a los demás como lo que son, por lo que son.
“Esencia Divida, chispa creadora de Dios en nosotros”.
Reconocer nuestros errores y enmendarlos,
Apreciar el valor de los demás,
No somos dueños de la verdad.
Hasta los niños tienen mucho que enseñarnos,
Si nos permitimos la oportunidad de escucharlos.
Aprender de los demás,
Abriendo el corazón para escuchar las verdades del alma,
Sin luchas de egos,
Solo dejándonos ser como en realidad somos,
“Creaciones maravillosas de Dios”.
El alma carece de ego, no pretende ser,
Porque simplemente ya es,
Potenciar nuestras virtudes como la sencillez,
Autenticidad, honestidad, perseverancia.
Y la humildad entre otras más es muy loable.
 

En el proceso de aprendizaje que nuestra alma experimenta,La humildad como la excelencia del alma,

Requiere de un proceso de introspección exhaustivo y profundo, que conlleva confrontarnos con nosotros mismos,

Y con las verdades intrínsecas del alma.

Recorrer un largo camino,

Un profundo aprendizaje que se desarrolla,

En los lugares más inhóspitos del alma

Liberándonos del ego, la prepotencia, la soberbia, el resentimiento

Y todo aquello que impida al alma evolucionar.

Buscando ser humildes de corazón,

Una proeza para alcanzar pero no imposible de conseguir

domingo, 8 de mayo de 2022

AMOR Y BUDISMO

 



EL EQUILIBRIO
Mantener un centro de gravedad, estar dentro de balance, tener estabilidad, sensatez, prudencia en cualquier aspecto o situación de nuestras vidas y nuestro entorno.

Equilibrio
SINTOMAS DE NO TENER UN EQUILIBRIO EN UNA PERSONA

Cabe aclarar que si después de realizado un chequeo médico no existe causa para presentar dolores de cabeza, trastornos del aparato digestivo o respiratorio, estados de depresión, obsesiones, fobias, miedos, culpas.

ALGUNAS SUGERENCIAS PARA REESTABLECER EL EQUILIBRIO


Energía


Su enfoque es a nivel interior, para crecer como persona, para evolucionar.


a) Hacernos responsables de nuestros errores.

Todos somos causantes de cosas buenas y malas.

Una de las formas en que más se aprende es equivocándonos, cuando cometemos un error no se trata de sentirnos culpables, sino responsables.


Reconocer que uno fue el causante y reparar lo hecho si es posible, asumiendo las consecuencias y aprendiendo de ellas.


Frase de buda-4


Y cubrir esas fallas con buenas actitudes de servicio hacia nosotros mismos, hacia nuestras familias, nuestros compañeros de trabajo y hacia todos aquellos que está en nuestro entorno.


b) Amar

Empezamos por nosotros mismos, teniendo una autoestima alta, a nuestra familia, no solo darles es sustento sino estar en el corazón de cada miembro.

Nunca debemos arrepentirnos de amar, sentir, brindar, dar, experimentar las distintas facetas de este sentimiento tan puro.

Si damos amor, nos retorna amor. El amor se contagia positivamente.

Ya que el Universo es un espejo en donde recibimos lo que damos




lunes, 2 de mayo de 2022

PERVERSOS NARCISISTAS

 



Son seres muy muy dañinos, capaces de devastar por completo a sus víctimas, de arrastrarlas a un infierno de dolor y sufrimiento, de machacarlas por completo, de empujarlas incluso a cometer suicidio. De cara a la galería suelen dar buena imagen, pero con sus presas resultan absolutamente demoledores, tan nocivos que en algunos casos pueden llegar a ser letales. Rara vez utilizan la violencia física, pero son expertos en manipular el lenguaje, en darle la vuelta a las palabras, en herir con una simple frase.

Están en todos lados: en la oficina, en el puesto de trabajo, en los colegios, en el hogar... Son esos jefes que se ensañan con algunos de sus empleados, esos padres que acribillan a sus propios hijos, esos profesores que tienen en un puño a este o aquel alumno, esas personas en apariencia encantadoras y que, sin embargo, destrozan la vida de sus compañeros sentimentales. La psiquiatría tiene un nombre para ese tipo de individuos: son los perversos narcisistas.


Fue el psicoanalista francés Paul-Claude Racamier quien en la década de 1950 acuñó el término y el concepto «perverso narcisista». Lo definió como alguien con la necesidad, la capacidad y el placer de protegerse de sus propios conflictos internos con el peculiar método de machacar a otra persona. Y ahora ha sido otro psicoanalista francés, Jean-Charles Bouchoux, quien ha popularizado el término, de la mano de un ensayo titulado precisamente así, Los perversos narcisistas, que ha arrasado en Francia, donde lleva más de 200.000 ejemplares vendidos. El libro, que no sólo destapa quiénes son los perversos narcisistas con ejemplos reales, sino que también revela cómo actúan y cómo deshacerse de ellos, ha visto recientemente la luz en España de la mano de la editorial Arp


Para empezar, conviene saber que el perverso narcisista es alguien que utiliza el vínculo familiar, profesional, académico o amoroso para someter al otro. Porque para poder triturar a alguien es necesario que exista un vínculo fuerte. El perverso narcisista necesita proximidad con su víctima para poder actuar, y por eso mismo hará de todo para impedir que ésta se aleje de él.


Son personas frías, que no conocen la culpabilidad y que no dudan en señalar a los demás como responsables de todas sus desgracias. «Hace cargar a los demás con lo que debería ser su rabia, su miedo, su culpabilidad. O, dicho de otro modo, con su locura», en palabras de Bouchoux.

El perverso narcisista es alguien que no soporta sus propios conflictos internos y se los endosa a otro. De hecho, la palabra perversión proviene del latín per vertare, un término que significa invertir, cambiar el sentido. Y eso es precisamente lo que hacen los perversos narcisistas: expulsar sus conflictos internos endosándoselos a su víctima y haciendo cargar a ésta con su culpabilidad.

Su comportamiento cambia en función de las personas que les rodean y del contexto en el que se encuentren. En sociedad despliegan sus encantos y suelen parecer amables, cuando no directamente adorables. Son capaces de fingir compasión y de caer simpáticos. Son seductores y, si es necesario, pueden mostrarse sumamente serviciales, sobre todo, si con eso esperan lograr algo a cambio. Pueden ser tipos de apariencia tranquila, porque de hecho están tranquilos: tienen una víctima sobre la que descargar toda su rabia y resentimiento.

Son personas frías, que no conocen la culpabilidad y que no dudan en señalar a los demás como responsables de todas sus desgracias. «Hace cargar a los demás con lo que debería ser su rabia, su miedo, su culpabilidad. O, dicho de otro modo, con su locura», en palabras de Bouchoux.


El perverso narcisista es alguien que no soporta sus propios conflictos internos y se los endosa a otro. De hecho, la palabra perversión proviene del latín per vertare, un término que significa invertir, cambiar el sentido. Y eso es precisamente lo que hacen los perversos narcisistas: expulsar sus conflictos internos endosándoselos a su víctima y haciendo cargar a ésta con su culpabilidad.


Su comportamiento cambia en función de las personas que les rodean y del contexto en el que se encuentren. En sociedad despliegan sus encantos y suelen parecer amables, cuando no directamente adorables. Son capaces de fingir compasión y de caer simpáticos. Son seductores y, si es necesario, pueden mostrarse sumamente serviciales, sobre todo, si con eso esperan lograr algo a cambio. Pueden ser tipos de apariencia tranquila, porque de hecho están tranquilos: tienen una víctima sobre la que descargar toda su rabia y resentimiento.

La comunicación paradójica es otra de las armas favoritas de los perfectos narcisistas. Es una técnica que le permite desorientar al otro, enredarlo en un laberinto de informaciones contradictorias e impedir de ese modo que pueda tomar distancia, pensar y reaccionar de forma sana. Los típicos: «Te quiero, pero no te soporto», «Quiero dejarte, pero no puedo vivir sin ti», etcétera, etcétera.


En realidad, todos echamos mano en alguna que otra ocasión de la comunicación paradójica. Pero un perverso narcisista la emplea como arma recurrente para desvalorizar y debilitar a su víctima, que en un momento dado ya no sabe dónde está la realidad y dónde la mentira. La presa del perverso narcisista se muestra confundida mientras que su agresor sabe muy bien dónde se encuentra y cómo se encuentra: omnipotente. Además, los perversos narcisistas suelen elegir como víctimas a personas con falta de confianza o baja autoestima, bien por circunstancias de su infancia o porque se encuentran en una situación de especial tensión e incertidumbre, como, por ejemplo, tener un nuevo empleo.


¿Qué hacer ante uno de ellos? Bouchoux es rotundo: poner distancia de inmediato, sin darse más plazo. Sólo así, saliendo de la órbita que le impone a su víctima el perverso narcisista, ésta se dará cuenta de la locura de aquel.


El problema es que el agresor lo sabe, así que hará todo lo posible para que su presa no pueda alejarse y analizar la situación con racionalidad. Por eso, trata de impedir que la víctima frecuente a personas que podrían hacerle ver el aspecto anormal de su relación.


Precisamente por eso, Bouchoux señala que es muy importante que la víctima se ponga en manos de una persona neutral y cordial, quien no dudará en ayudarle a ver la realidad tal como es y en nombrar al perverso como tal. Porque la comunicación paradójica, las agresiones violentas, la desvalorización del otro seguida de la seducción, suman a la víctima en un estado tal de confusión que provoca que no sea capaz de ver la realidad por sí sola. De hecho, es tal el daño que hacen los perversos narcisistas que quienes consiguen librarse de sus garras presentan con frecuencia síntomas de estrés post traumático semejantes a los que muestran quienes han pasado por una guerra o una catástrofe.


Pero no es fácil alejarse de un perverso narcisista. Para un niño, por ejemplo, es más fácil separarse de unos padres suficientemente buenos que de unos padres que no lo han sido. Y para los adultos resulta más sencillo pasar por la ruptura de alguien de quien se tiene una buena imagen que de la de alguien que no.


«El perverso está enfermo, nunca podrá funcionar de otra manera. El mejor regalo que podemos hacerle es dejarle», sentencia Bouchoux.