PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

lunes, 16 de julio de 2018

El Hombre de Genio

Entre la fisiología del hombre de genio y la patología del enfermo hay muchos puntos de coincidencia; en realidad existe un continuo entre ellos. La frecuencia de genios entre lunáticos y de locos entre los hombres geniales explica el hecho de que el destino de las naciones haya estado tan a menudo en manos de enfermos, y muestra como los desequilibrados han sido capaces de contribuir tanto al progreso de la humanidad. Por medio de estas analogías y coincidencias entre los fenómenos de la genialidad y la aberración mental, parece como si la naturaleza hubiera querido enseñarnos a tener respeto por las más supremas desgracias de la enfermedad; y, también, para prevenirnos de la fascinación ante la brillantez de esos hombres de genio que bien podrían ser comparados, no a los planetas que mantienen sus órbitas, sino a las estrellas caídas, perdidas y dispersas sobre la faz de la tierra.
Cesare Lombroso, 1895, The Man of Genius.

La Vergüenza

La vergüenza es un sentimiento intensamente humillante y doloroso. Es muy difícil liberarse de ese sentimiento pegajoso y repelente. Si tienes algunos de estos síntomas es posible que estés experimentando vergüenza:
- El impulso de encogerte o de ocultarte.
- El deseo de desaparecer.
- La sensación de que todo tu cuerpo se está debilitando.
- La sensación de que hablar es incluso más difícil de lo normal.

La vergüenza está relacionada con ser. Sentimos vergüenza cuando creemos que somos indignos o que tenemos defectos innatos. El resultado de la vergüenza es la impotencia y desesperación. La vergüenza nos incita a replegarnos y ocultarnos. La vergüenza es un sentimiento miserable que aplasta la alegría de compartir nuestro mundo interior con los que nos rodean. En lugar de eso, sentimos que exponerse duele demasiado y que tenemos que permanecer ocultos.
La vergüenza es compleja y confusa, y las condiciones tienen que ser justamente las correctas para que se dispare. Para que alguien experimente vergüenza ha de estar muy involucrado en revelar algo profundamente personal a otro individuo. Si en lugar de agradecimiento lo que recibes es un gesto o una mirada de repugnancia, de ira, de reprobación o de indiferencia, eso puede disparar un deseo intenso de ocultarte. Dicho de otra manera, vergüenza.
:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo.
:: Psicoterapeuta Zaragoza.
:: Teléfono: 653 379 269
:: Zaragoza (Zona Centro).

miércoles, 4 de julio de 2018

Sueños

Hoy nadie duda de que los sueños sean "alucinaciones oníricas" en las que veamos "realizados" deseos que durante la vigilia no asumimos. En consulta la represión puede cuestionar esta afirmación. Es allí, durante el dormir que suspende nuestras acciones sobre el mundo, donde nos atrevemos a vivirlos. El lenguaje habitual lo testimonia cuando decimos, por ejemplo, "esto no se me habría ocurrido ni en sueños".

Sin embargo, mientras dormimos, una cierta censura funciona todavía, y la realización de los deseos transcurre enmascarada bajo una forma simbólica, mediante un trabajo que, cuando fracasa, convierte el sueño en una pesadilla que interrumpe la alucinación y nos despierta. Una pesadilla que, a veces, ni siquiera recordamos, pero que suele constiruir un motivo, oculto, de algunas formas de insomnio.

La afirmación de que los sueños constituyen la vía regia no significa, necesariamente, que constituyan, siempre, el material que debe ser privilegiado en una sesión de psicoanálisis. Tiene el valor, en cambio, de subrayar el hecho de que "la arquitectura" de los sueños transparenta, de la mejor manera, la forma y los caminos que los procesos inconscientes adoptan en su trayecto hacia la consciencia.

Freud, a pesar de la importancia que asignaba a la interpretación de los sueños, se ocupó de señalar la frecuencia con que sucumbían a la represión, hasta el punto que consideraba innecesario pedir a sus pacientes que los anotaran, ya que el motivo por el que no podían recordarlos influiría, de todos modos, para que no pudieran llevarle al psicoanalista sus anotaciones.

Rodrigo Córdoba Sanz
Psicólogo y Psicoterapeuta
Zaragoza (Zona Centro)
Tfno.: 653 379 269

jueves, 14 de junio de 2018

Procesos psíquicos




:: Freud sostuvo que los procesos psíquicos funcionan de dos modos. Uno, primario, que condensa y desplaza, con magnitudes plenas, la importancia que atribuye a los sucesos. Es un proceso que, sin un cuidado suficiente de su justificación, se traduce en una equiparación de los símbolos con lo que simbolizan. Hanna Segal denominó "ecuación simbólica" a esa "confusión" (cuyo paradigma es la psicosis) que conduce, por ejemplo, a relacionarse la palabra "pan" como si fuera el alimento que lo designa. 

:: Otro, secundario, que funciona con magnitudes pequeñas y caracteriza a los procesos del pensamiento racional que establecen diferencias (razones) y proceden con símbolos saludablemente constituidos.


::Debemos reconocer que ambos "se combinan" para generar ese campo "intermedio" (casi "teatral"), que Winnicott situaba como zona de juego y creatividad. En dicho territorio se desarrolla la tarea que se propone acercar a la consciencia de las transferencias recíprocas. Ese modo "terciario" que funciona como un tránsito fugaz entre los procesos que el psicoanálisis denomina primario y secundario, es el lugar donde se gestan los símbolos y, de acuerdo con lo que escribe Charles Peirce, gracias a su operación pueden ocurrir "la metáfora, el sueño, la parábola, la alegoría, todo el arte, toda la ciencia, toda la religión, y toda la poesía".


No olviden echar un vistazo al libro:  "¿Para qué sirve el psicoanálisis? El qué-hacer con el paciente". Luis Chiozza. Ed. Libros del Zorzal.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Zaragoza (Zona Centro)
Tfno.: 653 379 269
Página Web:
www.rcordobasanz.es

miércoles, 13 de junio de 2018

El Ego según Siddharta




El Ego es la suma o el encuentro de energías en constante evolución. Buda las desctibe bajo la forma de cinco agregados: materia, sensación, percepción, mente y conciencia. La conciencia resulta del encuentro de los cuatro agregados que le preceden y, si no están, simplemente cesa. Por ejemplo, el encuentro del ojo con una forma hará que esta sea percibida gracias a la vista y después incorporada mentalmente. A partir de ahí surgirá la conciencia de la cosa y la posibilidad de describirla: es grande, es pequeña, es azul, es bonita, etc. Buda utiliza la metáfora del fuego para ilustrar sus explicaciones. El fuego se describe en función del combustible que lo origina: fuego de leña, fuego de paja, etc. Si una sola de las condiciones falla, no hay fuego. El fuego, como la conciencia, no existe más que como consecuencia de las causas que la originan: combustible, condiciones atmosféricas, llamas, etc. Buda describe seis clases de conciencia: las consciencias que nacen del encuentro entre la materia y los seis sentidos: vista, oído, tacto, olfato, gusto y mentalización.
Si consideramos que los sentidos permiten la aprehensión del mundo, lo mental hay que ponerlo del lado de los seis sentidos.


:: Rodrigo Córdoba. Psicólogo
:: Zaragoza (Zona Centro)
:: Teléfono: 653 379 269
:: Web:
www.rcordobasanz.es

El camino del Ello al Yo




Al principio de nuestras vidas, nos dice Freud, sólo hay Ello. Para Freud, el Ello es la instancia pulsional que inicialmente compone nuestro espíritu. En realidad, el Ello es una reserva de energía psíquica. Freud dice: "El concepto de pulsión es un concepto límite entre lo psíquico y lo somático".
Cualquier deseo provoca un estado de tensión en el cuerpo y cualquier exceso de tensión provoca a su vez un dolor. Así, cuando un recién nacido siente una necesidad, exige ser satisfecho de inmediato. Con el descubrimiento de las primeras frustraciones, el niño debe aprender a apañárselas solo, cogiendo la esquina de una manta, por ejemplo, o chupando su pulgar. Es entonces cuando elaborará una segunda instancia psíquica: el Yo, que poco a poco le conducirá hacia la autonomía. El Yo arcaico del bebé es una instancia psíquica que se forma entre los deseos del Ello y las posibilidades que ofrece el mundo exterior. Son nuestras primeras necesidades las que estructuran nuestro aparato psíquico; necesidades psicocorporales que el Yo se esforzará en transformar en deseo según el niño pueda elegir un objeto u otro entre los que están a su disposición.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Psicoterapeuta. Zaragoza.
Teléfono: 653 379 269
Página Web: www.rcordobasanz.es

martes, 12 de junio de 2018

Cuando el TLP supone una anestesia



En ocasiones, el TLP provoca en el paciente una sensación de no-vida.
Dicha sensación es un enorme torrente de emociones que satura y agota al sujeto. El resultado es una parálisis, una anestesia y un embote afectivo que impide pensar. Preciso, en "el embotamiento emocional" hay tanto dolor que el cuerpo refleja esa pesarosa sensación con profundo malestar, por tanto, el sujeto casi se trans8forma en una marioneta a merced de las emociones que ha sido incapaz de elaborar y el cuerpo se apaga funcionalmente, surgiendo patologías psicosomáticas; típicas son las cefaleas tensionales o el colon irritable. Esto se debe a que el umbral para tramitar emociones intensas es muy bajo en el TLP/Borderline/Fronterizo. El día a día no es una expresión de su vocabulario constitucional sino el instante a instante. Cinco minutos pueden ser suficientes para cambiar diferentes emociones, de ahí el torbellino que asola la estabilidad peleada, luchada y muchas veces conquistadas.
Se les dice frágiles, lábiles, inestables y otras muchas cosas más, pero si conoces a un@ en profundidad te fascinas de la fuerza que puedan llegar a tener aunque puedan parecer niñ@s en momentos puntuales.

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
:: C/ Lacarra de Miguel 27, 2C.
Zona Centro. Antigua General Sueiro
:: Teléfono: 653 379 269
:: Web: Rodrigo Córdoba. Página Web
:: Email: rcordobasanz@gmail.com

viernes, 8 de junio de 2018

¿El zen es terapéutico?




:: "Sí. Toda la enseñanza de Buda es terapéutica, en la medida en que su función esencial es curarnos de nuestras ilusiones y por consiguiente del dolor, de la insatisfacción y de la frustración que conlleva vivir apartados de la realidad última de nuestra existencia. En este sentido, el zen es terapéutico: combate el malestar existencial que experimenta cualquier ser que no ha despertado.

:: Siempre decimos que no hay que confundir el zen con una terapia. Nos referimos a una terapia clásica, psicológica, cuyo objetivo es poner remedio a nuestras neurosis corrientes, es decir, a neurosis relacionadas con deseos conflictivos o prohibidos o con conflictos internos. En efecto, el zen no es una terapia adecuada para curar neurosis.

:: Sin embargo, el zazen es terapéutico en el plano existencial (meditación sentado, en muchos casos empleamos zen y zazen como sinónimos). El zen tiene que ver con un sentido profundo de la existencia y hoy en día muchas formas de dolor, como la depresión, están relacionadas con que las personas sienten que la existencia es absurda, que carece de sentido o de dirección, y que, por lo tanto, "¿para qué esforzarse?". Este sentimiento de absurdidad de la existencia, de falta de sentido en nuestras vidas y de orientación en nuestras acciones, genera dolor. En este sentido, la enseñanza de Buda es terapéutica. Y de hecho él se consideraba a sí mismo un terapeuta no un profeta [...]

:: Jean-Charles Bouchoux: Por los caminos de Buda y Freud. Transformar el dolor en sabiduría con la meditación y el psicoanálisis. Arpa. 2018. Barcelona.

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C
Zaragoza (Zona Centro)
Teléfono: 653 379 269

jueves, 7 de junio de 2018

Organización Borderline

Aspectos integrantes de los distintos niveles de personalidad

ORGANIZACIÓN BORDERLINE:

- Identidad:
Sentido incoherente de sí mismo y de los otros; investimientos deficitarios en el ámbito del trabajo, las relaciones y el tiempo libre.
- Defensas:
Utilización de defensas primitivas.
- Prueba de realidad:
Empatía variable con los criterios sociales compartidos para definir la realidad; presencia de cierta confusión y distorsión entre el self y el no-self, interno y externo.

Organización Neurótica:

- Identidad:
Sentido coherente de sí mismo y de los otros, pero con la presencia de un elemento de la vida psíquica que no acaba de estar plenamente integrado; investimientos significativos en el ámbito del trabajo, las relaciones y el tiempo libre.
- Defensas:
Utilización de defensas más avanzadas; rigidez.
- Prueba de realidad:
Percepción adecuada del Self vs. no-Self, interno vs. externo; empatía con los criterios sociales de la realidad.

Organización Normal:

- Identidad:
Sentido integrado de sí mismo y de los otros; investimientos significativos en el ámbito del trabajo, las relaciones y el tiempo libre.
- Defensas:
Utilización de defensas más avanzadas, flexibilidad.
- Prueba de realidad:
Percepción adecuada del Self vs. no-Self, interno vs. externo; empatía con los criterios sociales de realidad.

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
:: Teléfono: 653 379 269
:: Zaragoza. C/ Lacarra de Miguel 27, 2C

Personalidad y Temperamento



La personalidad representa la integración de los estilos conductuales arraigados en el temperamento, las capacidades cognitivas, el carácter, y los sistemas de valores internalizados.
El temperamento alude a la disposición constitucional hacia un modelo de reacción a los estímulos internos y ambientales; ello incluye la intensidad, el ritmo y los umbrales de activación de los afectos positivos, placenteros y gratificantes, y para la activación de los afectos negativos y dolorosos, representan el vínculo más importante entre los aspectos biológicos y los psicológicos de la personalidad.

miércoles, 6 de junio de 2018

No tengo miedo



Si quieres hacer lo que paces, tienes que ser amigo de tu enemigo, entonces se convierte en socio. Nelson Mandela

"Nuestro miedo más profundo no es a no estar a la altura.
Nuestro miedo más profundo es ser poderosos
más allá de todo límite.
Es nuestra propia luz, y no nuestra oscuridad,
la que nos aterra.
Nos preguntamos: ¿Quién soy yo para ser brillante,
radiante, talentoso y maravilloso?
La pregunta es: ¿Quién eres tú para no serlo?
Encogerse, vivir empequeñecido, no es hacerle
ningún favor al mundo.
La inspiración no es encogerse para evitar crear
inseguridad en los demás.
No se encuentra sólo en algunos elegidos,
está en cada uno de nosotros.
Y, a medida que dejamos brillar nuestra propia luz,
damos inconscientemente permiso a los demás
para hacer lo mismo.
Liberándonos de nuestro propio miedo, 
nuestra presencia libera automáticamente a los demás".


MARIANNE WILLIAMSON
recitado por NELSON MANDELA
en su investidura a la presidencia.

Nasrudín




Nasrudín era un hombre mayor y contemplaba su vida ya casi terminada. Un día, sentado en una tetería junto a sus amigos, explicó:
- Cuando era joven, estaba lleno de energía y rezaba a Alá para que me diera fuerzas para cambiar el mundo.
Todos le escuchaban con atención pues era considerado un gran sabio.
- A los cincuenta años me di cuenta de que, pese a mis esfuerzos, el mundo seguiría igual. Así que pedí fuerzas para ayudar a aquellos que tenía cerca.
Nasrudín suspiró, bebió un poco de ti y concluyó:
- Y ahora que soy anciano mi oración es simple: "Alá, dame fuerzas para cambiarme a mí mismo".

viernes, 1 de junio de 2018

La Personalidad "Psicopática" de Kurt Schneider



Nuestra tarea sería inmensa si quisiéramos describir todas las personalidades anormales. Kurt Schneider



Rigurosa, consistente y, en cierto modo, clásica e insustituible, esta obra de SCHNEIDER constituye, desde hace años, la más sólida visión condensada del universo complejo y existencial de las psicopatías. La historia, la práctica, la investigación y el "ángel" del autor de esta monografía hacen que, sin perder en absoluto su enorme valor científico en relación al breve tratamiento, pues no es un libro voluminoso, constituya un estudio agradable e informador, variopinto y panorámico de todos los valores implicados, tanto los de la personalidad humana como aquellos de su ambiente, ideas directivas y proyección.

Nuestra tarea sería inmensa si quisiéramos describir todas las personalidades anormales. Pero nosotros separamos, como personalidades psicopáticas, dos grupos y decimos: Personalidades psicopáticas son aquellas personalidades que sufren por su anormalidad o hacen sufrir, bajo ella, a la sociedad. Esta delimitación es arbitraria y se basa sólo en razones prácticas. La elegimos porque, dentro de tal definición, pueden comprenderse todas las personalidades anormales de las que ocuparse profesionalmente el psiquiatra. Tiene, por tanto, ventajas prácticas, frente al concepto de psicópata más estricto y más exacto -tanto objetiva como etimológicamente- utilizado antes, en otro aspecto, por nosotros mismos, que sólo abarcaba las personalidades que sufren por su psique anormal y no introducía ningún punto de vista valorativo, como sucede con la inclusión de los perturbadores. Por lo demás, ya Koch había separado estas dos formas. Dicho autor dividió incidentalmente sus ""tarados"", según fuesen "una carga y una molestia sólo para sí mismos o también para los demás". Y advierte que existen también ciertos psicópatas que cambian de semblante. En efecto, muchos psicópatas que sufren suelen perturbar en ocasiones, y muchos perturbadores sufren ellos también. No hay que olvidar, por otra parte, que, en nuestra fórmula, no se trata de un sufrir a secas, y tampoco del sufrir a consecuencia de la anormalidad, en el sentido en que sufren los asociales por el choque con la sociedad, sino del sufrir por la propia anomalía de la personalidad.

Los límites entre los que sufren y los que perturban son, por tanto, imprecisos, y lo mismo los límites de estos dos grupos juntos, frente a otras personalidades anormales. Las distintas personalidades anormales se comportan de un modo diferente en distintas épocas, de tal manera que tendrían que ser calificadas, unas veces, de personalidades psicopáticas, y, otras, únicamente de anormales [...]

Kurt Schneider: "Las personalidades psicopáticas". Ed: Morata. Octava Edición 1980, Madrid.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta. Zaragoza. 
Despacho Privado C/ Lacarra de Miguel 27, 2C. Antes General Sueiro.
Página Web: www.rcordobasanz.es

jueves, 31 de mayo de 2018

Estados Mixtos en Bipolaridad




Las fases mixtas son un tipo de episodio que pueden presentar algunos pacientes bipolares -concretamente los bipolares I- que se caracteriza por ser una mezcla de sintomatología depresiva y maníaca. Los síntomas más frecuentes de esta fase son la irritabilidad, la dificultad para conciliar y mantener el sueño, la impaciencia y la intolerancia con las personas que rodean al paciente, la ansiedad, los pensamientos negativos, pudiendo existir pensamiento acelerado. Ésta sería una forma característica de estado mixto, pero cualquier otra combinación de síntomas depresivos y maníacos también se consideraría una fase mixta. Aunque pueda resultar extraño, desde un punto de vista fisiopatológico y de curso clínico, las fases mixtas se asemejan más a las fases maníacas que a las depresivas. En su tratamiento farmacológico suelen ser necesarios antimaníacos y se desaconseja el uso de antidepresivos.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Psicoterapia Zaragoza
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C
Teléfono: 653 379 269
Web:Página Web Rodrigo Córdoba Sanz Especialista en Inestabilidad Emocional y Bipolaridad

miércoles, 30 de mayo de 2018

Albert Einstein. El Introvertido sorprendente



Tal vez ser uno mismo es siempre un gusto adquirido. Patricia Hampl

:: Conocido por su amor a la soledad, Albert Einstein es un ejemplo de que los entornos duros pueden perjudicar a los introvertidos y socavar su potencial. En el libro de Denis Brian, Einstein, el escritor nos cuenta lo difícil que fue la escuela para él en la Alemania del Siglo XIX: "Era silencioso y retraído: el observador". Se creyó que era mentalmente discapacitado, o bien "obtuso", debido a su dificultad para memorizar y a su extraño comportamiento. No dio nunca una respuesta rápida a pregunta alguna, como los demás alumnos, sino que siempre dudaba. De hecho, si se hubiera quedado en las escuelas alemanas, podría no haberse desarrollado hasta ser un físico genial. Afortunadamente (e irónicamente), la falta de agudeza comercial de su padre llevó a la familia a Italia. Maja, la hermana de Einstein, estaba pasmada por el cambio que dio su hermano en sólo seis meses: "El soñador nervioso y reservado se ha convertido en un joven amigable y extravertido con un mordaz sentido del humor. ¿Ha sido el aire de Italia?, ¿sus cálidas gentes?, ¿su huida del purgatorio?", se preguntaba.

:: Después, cuando Einstein prosiguió sus estudios en Suiza, al principio le preocupaba que la atmósfera allí resultase tan represora como en Alemania; pero "Albert gozaba con la atmósfera relajada en la que los profesores debatían libremente temas controvertidos con los alumnos, hasta temas políticos -algo impensable en los colegios alemanes-, y los animaban a concebir y poner en práctica sus propios experimentos químicos, excepto hacer volar el edificio". Más adelante, Einstein afirmó: "No es que yo sea más inteligente, es que dedico más tiempo a resolver problemas". Para desplegar sus talentos -como la necesidad de concentrarse y de cuestionar- los introvertidos necesitan un entorno adecuado."

:: La introversión permite conectar con el mundo interior; una capacidad muy saludable. Se trata de una cualidad constructiva y creativa que se da en muchos pensadores independientes cuyas contribuciones han enriquecido el mundo. Los introvertidos tienen habilidades sociales, les gusta la gente y disfrutan con algunas maneras de socializar. Sin embargo, el parloteo de la fiesta agota su energía y no les da mucho a cambio. Disfrutan con conversaciones uno a uno, pero las actividades en grupo pueden resultar sobreestimulantes y agotar su energía.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta Zaragoza. 
C/ Lacarra de Miguel 27, 2C.
Tfno.: 653 379 269
Página Web: www.rcordobasanz.es

lunes, 28 de mayo de 2018

Tratamientos psicológicos de orientación dinámica




:: La psicoterapia es un tratamiento psicológico que ha tenido una aceleración progresiva del tiempo histórico, tanto por lo que refiere a las ciencias como en lo concerniente a la cultura y la sociedad en general, no puede ser orillada por parte de los tratamientos psicológicos de orientación dinámica. Freud se basó, para su creación del psicoanálisis, en la ciencia positivista de su época, pero a sus continuadores parece que les ha sido difícil recoger el ejemplo y desarrollar nuevas aportaciones con los nuevos conocimientos clínicos y teóricos, ya se trate de ciencias empírico-naturales o de ciencias humanas.

:: Los nuevos conocimientos del funcionamiento analógico de hemisferios cerebrales, memoria procedimental, la plasticidad cerebral y neuronas en espejo da buena cuenta que no podemos obviar los avances de la ciencia.
Otras disciplinas vecinas como la psicología del lenguaje, la cognitiva, la sociología están influyendo en el pensamiento analítico y psicoterapéutico.

:: Para Joan Coderch, en su libro "La práctica de la psicoterapia relacional", nos explica con claridad:
Se han diversificado en un número importante de orientaciones y escuelas, algunas muy alejadas de los principios fundamentales de esta primera y única teoría [psicoanálisis]. Varias de estas últimas, además de su distanciamiento del tronco común del que han surgido, comparten una característica que las define radicalmente, la convicción, basada en la experiencia clínica como en los estudios empíricos acerca del desarrollo mental en la infancia, de que la mente humana se halla estructurada por configuraciones relacionales, siendo éstas el resultado de la internalización de la ininterrumpida interacción del ser humano con la matriz social con la que convive desde el momento de su nacimiento.

:: Nada más se puede añadir a la genialidad de Joan Coderch. Invitar a la lectura del libro.
:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Psicoterapeuta
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C
Teléfono: 653 379 269
(Zona Centro)
Web: www.rcordobasanz.es

miércoles, 23 de mayo de 2018

Síntomas Prodrómicos Trastorno Bipolar



* Los síntomas prodrómicos son los que aparecen antes de la intervención de un tratamiento psicológico y contención farmacológica. Detectando, se realiza psicoeducación, que significa ayudar a detectar no sólo informando y explicando sino también ayudando a comprender el "peligro" venidero. 

El objetivo esencial es trabajar la conciencia de enfermedad del núcleo familiar, especialmente el paciente, para que no vayan más allá estos síntomas.

:: Síntomas prodrómicos de la manía

- Aumento de actividad
- Ánimo elevado
- Disminución de la necesidad de sueño
- Locuacidad
- Aceleración del pensamiento
- Aumento de la autoestima
- Distraibilidad
- Aumento del impulso sexual
- Irritabilidad
- Abuso del alcohol
- Otros síntomas maniformes
- Síntomas somáticos
- Búsqueda de sensaciones
:: Síntomas prodrómicos de depresión
- Hipotimia
- Pérdida de energía
- Dificultad de concentración
- Cogniciones negativas
- Disminución de sueño
- Pérdida de interés
- Pérdida de peso
- Llanto
- Pérdida de apetito
- Síntomas somáticos
- Irritabilidad
- Hipersomnia
- Agitación
- Otros síntomas depresivos
- Abuso de alcohol

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Especialista en problemas afectivos y TLP
Teléfono: 653 379 269
Web: www.rcordobasanz.es
Email: rcordobasanz@gmail.com

martes, 22 de mayo de 2018

¿Qué es un regulador del humor?



Los reguladores del humor, en tanto procedimientos idóneos para el tratamiento del trastorno bipolar, deberían cumplir cuatro condiciones principales:
1. Eficacia en el tratamiento de la manía.
2. Eficacia en el tratamiento de la depresión.
3. Eficacia en la prevención de la depresión recurrente.
4. Eficacia en la prevención de la manía recurrente.
:: El Litio es el único de los existentes que ha demostrado cumplir los cuatro requisitos, salvo episodios mixtos y ciclaciones rápidas. Los demás productos se caracterizan por un perfil farmacodinámico variado y por eficacia más o menos contrastada.
:: El Ácido Valproico y la carbamazepina parecen eficaces en el tratamiento de la manía pero no hay constancia que sean igual de eficaces en la depresión.
:: Por su parte, el TEC, terapia electro convulsiva aún se emplea en el siglo XXI, para mí de dudosa ética y se dice también eficaz para los dos rostros de la bipolaridad.
:: Se utiliza como eje vertebrador hoy por hoy, en muchas ocasiones, un antipsicótico, un estabilizador, una benzodiacepina y un hipnótico. Esto cubre los peligros derivados de la patología, pero subrayemos sin un entorno facilitador, con un medio hostil, el paciente está abocado a ser hipermedicado y/o ingresado. Por lo que es esencial la psicoterapia.



:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo especialista en Inestabilidad Emocional. Psicoterapeuta.
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C.
(Antes General Sueiro).
:: Teléfono: 653 379 269
:: Web: www.rcordobasanz.es

lunes, 21 de mayo de 2018

La conducta suicida en el Bipolar




Manic depression is searching my soul
i know what i want
but i just don't know, honey 
how to go about getting it

JIMI HENDRIX


:: Determinar el índice de suicidio siempre es difícil, en la enfermedad maníaco-depresiva es  todavía más complejo.

:: La interpretación de los datos sobre suicidio presenta graves problemas metodológicos, por la clasificación de los trastornos y la evidente limitación ética de comparar con casos no tratados. La mayoría de estudios han sido realizados en Hospitales, lo que significa que son pacientes graves con mayor riesgo de suicidio.

:: Se estudió que el 95% de los suicidas sufren trastornos mentales, a cuya cabeza se sitúan los trastornos del estado de ánimo.

:: Se piensa que los pacientes afectivos tienen un riesgo treinta veces mayor que el de la población general.

:: Se compararon intentos de suicidio en bipolares, con un 36,4% frente a la esquizofrenia, con un 13%.

:: Para una correcta evaluación clínica es imprescindible realizar una exhaustiva evaluación clínica del paciente maníaco depresivo.
* Historia familiar (suicidios, edad de comienzo temprana, abuso de alcohol y drogas, pobre respuesta al tratamiento o falta de cumplimiento, antecedentes de impulsividad y violencia, estado disfórico).
* Historia personal (presentar antecedentes de intentos autolíticos. Marcada desesperanza, trastornos del sueño, anhedonia, severa ansiedad somática, abuso del alcohol, agitación psicomotriz y sobre todo ideación delirante).
* Curso evolutivo (los trabajos coinciden en señalar que los pacientes bipolares que realizan intentos de autólisis o que consuman el suicidio presentan un inicio más precoz de la enfermedad).
* Factores sociodemográficos (parece no haber suficientes evidencias).
* Época del año (pico en el mes de mayo).

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C
(Antes General Sueiro -Zona Centro- )
Teléfono: 653 379 269
Web: www.rcordobasanz.es
Especialista en TLP y Trastornos Bipolares.

jueves, 17 de mayo de 2018

Carácter




Kant: Tener carácter, es poseer esa propiedad de la voluntad, por la cual el sujeto se adhiere a determinados principios prácticos, que se ha propuesto invariablemente.

:: Carácter etimológicamente, viene de la palabra jaraso, jaracter que significa grabar, esculpir.
Lo cual nos está ya significando una de las notas psicológicas del carácter.
Así como lo grabado y esculpido, es algo que permanece, algo que siempre perdura; del mismo modo una nota esencial del carácter, es el modo habitual y constante, que el Yo tiene en su conducta.
Es el carácter, como el psiquismo modelado de tal modo; es algo grabado en el alma.

:: La primera nota, por consiguiente del carácter, es la nota del psiquismo habitual, ordinario y constante.
Por eso no se puede hablar de carácter, por un acto aislado y esporádico en el modo de conducta psicológica del Yo.
Con la palabra carácter, siempre se quiere designar algo peculiar y específico en las respuestas psicológicas del Yo.
Algo que le es a ese Yo peculiar y específico en las respuestas psicológicas del Yo.
Algo que le es a ese peculiar y específico, porque es habitual y ordinaria manera de proceder; la cual hace que se conozca que ése es su modo de ser.

:: Existen reacciones habituales y constantes, debidas y causadas por procesos puramente biológicos y fisiológicos.
Y a las reacciones que aunque constantes y habituales, son causadas por vía fisiológica y biológica, no se les puede llamar "carácter".
Ordinarias, habituales y constantes son todas las acciones instintivas, pero nadie puede llamar psicológicamente "carácter" al instinto.
Son, las instintivas, reacciones habituales, constantes, debidas a causas sensitivo afectivas.
Y a las reacciones instintivas, que aunque constantes y habituales, tienen por causa un previo psiquismo sensitivo afectivo, no se las toma psicológicamente por "carácter".

:: "Temperamento" son las reacciones instintivas y esencialmente del mismo modo, pero unos las realizarán con más violencia, o con distinto ritmo, o con diversos intervalos.
Temperamento es, por tanto, el modo peculiar e individual de reaccionar psicológico dentro del marco de la especie, a los estímulos sensitivo-afectivos.
Instinto natural y temperamento, son una idéntica cosa en su esencia psicológica.

Todo queda en ellos en la esfera del llamado psiquismo inferior, o sea el sensitivo afectivo.
:: Sin la causalidad volitiva no puede hablarse psicológicamente de "carácter".
La causalidad volitiva en una respuesta de un Yo, es un caso aislado, no es una manera habitual del proceder psicológico de ese Yo.

El hecho de ser respuestas habituales y constantes y causadas por la dirección del psiquismo volitivo, son las que nos dan la esencia psicológica en toda su precisión, de lo que es "carácter".

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Psicoterapeuta Zaragoza.
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C.
(Antes General Sueiro -Zona Centro-)
Teléfono: 653 379 269
Web: www.rcordobasanz.es
Email: rcordobasanz@gmail.com

miércoles, 16 de mayo de 2018

Patología dual




Los trastornos por uso de sustancias se asocian frecuentemente con otros trastornos psiquiátricos.
Actualmente el término "diagnóstico dual" es sinónimo de comorbilidad de los trastornos psiquiátricos y uso de sustancias, destacado por una elevada prevalencia, significado pronóstico e importante implicación de un diagnóstico correcto.

Es posible la existencia de tres tipos de relaciones entre ambas patologías:

- Trastorno psiquiátrico primario que ocasiona un trastorno por uso de sustancias secundario.
- Trastorno por uso de sustancias que ocasiona sintomatología psiquiátrica de forma secundaria.
- Tanto la sintomatología psiquiátrica como el abuso de sustancias constituyen trastornos primarios.
:: La importancia de esta distinción es básica por la diferente evolución en cada ocasión y para plantear un adecuado abordaje terapéutico.

La comorbilidad entre uso de sustancias y trastornos mentales es del 61%.
Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Núm. Col.: A-1324
Psicoterapeuta
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C. Junto al Corte Inglés de Sagasta.
Teléfono: 653 379 269

martes, 15 de mayo de 2018

Estudio de la Manía en Freud




Los estudios de Freud sobre la manía empiezan con su trabajo "Duelo y melancolía" de 1917, no obstante en 1898 menciona, en "La sexualidad en la etiología de las neurosis", la impotencia del análisis en los casos de confusión histérica, en la manía y en la melancolía. En 1908 también, en "Teorías sexuales infantiles", habla del caso de una mujer maníaca que lleva a su médico un montón de excrementos diciéndole que es su bebé.

Posteriormente encontramos, en esas cortas apariciones del problema maníaco, por una parte el sentimiento de impotencia que jamás abandonará a Freud en cuanto a la posibilidad, no solamente de curar, sino incluso de comprender los "enigmas" de la manía. Por otra parte, la omnipotencia anal en el corazón de esta enfermedad, punto que recordará Karl Abraham en el lugar que dará al objeto fecalizado en la problemática maníaca.

En 1917, Freud presenta la manía como la otra cara de esta imagen de Janus que sería la pareja melancolía-manía. No obstante, precisa posteriormente, que la melancolía no regresa obligatoriamente pasando por la manía. Puede evolucionar favorablemente sin transformarse en manía.

¿Cómo comprende Freud en 1917 la emergencia de la manía a partir del episodio melancólico?
Primero podemos poner de relieve que, de hecho, como muchos autores después de él una reacción defensiva que aleja al paciente del dominio melancólico. Melanie Klein hablará de defensa maníaca para designar con él el estado dinámico de este fenómeno: se inscribe en cuanto defensa en un movimiento que implica un peligro depresivo, sino melancólico.

Freud comprende en 1917 la melancolía como un fracaso del duelo. El Yo no puede aceptar separarse del objeto perdido y retirar sus investimientos libidinables del mundo externo sobre el mismo Yo. Freud no habla en términos de objeto interno opuesto a objeto externo, sino más bien en términos de Yo y de objeto. El objeto que se ha perdido debe además ser desinvestido en provecho de una reconversión del investimiento sobre el Yo.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Nº Col.: A-1324
Teléfono: 653 379 269
Dirección: (Zona Centro) C/ Lacarra de Miguel 27. 2C. Antes General Sueiro
Web: www.rcordobasanz.es


lunes, 14 de mayo de 2018

¿Qué es la ciclación rápida? Bipolar



CICLACIÓN RÁPIDA

La ciclación rápida es la presencia de más de cuatro episodios en un mismo año. En principio, se considera un factor de mal pronóstico, pero, contrariamente a lo que se pensó durante un tiempo, es una condición reversible con el tratamiento adecuado. 

No podemos hablar, por lo tanto, de que determinados pacientes sean cicladores rápidos y sí de que hay un paciente que ha presentado ciclación rápida durante un período determinado de su vida. 

Los casos más complejos de ciclación rápida se conocen como ultrarrápidos: se trata de pacientes que pueden presentar cambios bruscos de episodio en cuestión de horas -estar, por ejemplo, maníaco durante la mañana y profundamente deprimido por la tarde.

:: El problema es que este patrón se retroalimenta a sí mismo desde un punto de vista psicológico. La desazón de verse vapuleado sin control aumenta la angustia y dicha angustia hace más frecuentes e intensos los episodios. Por tal cuestión es básico conocer la dinámica del enfermo, buscar puntos de anclaje, de apoyo, ocio, ocupación y deporte.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Zaragoza. C/ Lacarra de Miguel 27, 2C. 50.018.
Teléfono: 653 379 269
Email: rcordobasanz@gmail.com
Web: www.rcordobasanz.es

jueves, 10 de mayo de 2018

Manía disfórica (mixta)



:: Los estados mixtos pueden ser definidos de manera muy general como un estado en el que coexisten, simultáneamente, síntomas depresivos y maníacos. Fueron descritos por Emil Kraepelin en su Tratado de Psiquiatría. En la descripción del cuadro Kraepelin hace referencia a que algunos de estos estados mixtos tienen una evolución crónica, habiendo una gran dificultad para realizar un diagnóstico correcto. De acuerdo con sus descripciones aparecen con frecuencia en las últimas fases de la enfermedad, y son formas de mal pronóstico. Quedan reflejados en DSM y CIE-10.

:: Debido a la complejidad de su presentación clínica, todavía se cuestiona si son estados de transición de manía a depresión o viceversa, si están asociados con ciclaciones ultrarrápidas, si son la sobreposición de dos tipos de psicopatología y psicopatogenia: la maníaca y la depresiva, o si son formas graves de manía.

:: Se propuso, en ciertos estudios, basándose en criterios de manía y depresión del DSM-IV, hacer el diagnóstico de manía disfórica posible (un síntoma depresivo presente), probable (dos síntomas depresivos) y segura (tres síntomas depresivos presentes). 

:: Debemos tener en cuenta que una gran parte de los pacientes maníacos que requieren de hospitalización psiquiátrica tienen síntomas depresivos concomitantes (unos 46% tienen dos o más síntomas depresivos). 

:: Subrayar que depende entre otros muchos factores princeps lo sociodemográfico, la actividad previa, edad, relación con padres, apoyo social; no hay que obviar el componente psicosocial ni mucho menos tampoco).

:: Los cuadros mixtos, aunque las distintas definiciones de los manuales diagnósticos dificultan la comparación de unos estudios con otros, son formas especialmente graves de trastorno bipolar con peor evolución, y mayor número de hospitalizaciones.

:: Existen dificultades para el diagnóstico de estos cuadros, sobre todo al inicio de la enfermedad, ya que la coexistencia entre síntomas maníacos y depresivos conforma enfermedades que, a pesar de su gravedad, pueden tener la apariencia de cuadros neuróticos graves. Esto hace que el tratamiento, ya de por sí difícil, se complique aún más, con la consiguiente merma en la adaptación socio-laboral, riesgo de suicidio, y cronificación de los síntomas.

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
:: C/ Lacarra de Miguel 27, 2C.
:: Tfno.: 653 379 269
:: email: rcordobasanz@gmail.com
:: web: www.rcordobasanz.es

Cómo cuidar tu Trastorno Bipolar



:: Aparte de los desencadenantes de tipo psicosocial, hay varias situaciones que pueden provocar la aparición de un nuevo episodio. El primer riesgo de recaídas es dejar de tomar la medicación. Aunque pueda parecer sorprendente, casi la mitad con TB no toman correctamente la medicación prescrita por su psiquiatra, con lo que se facilita la aparición de nuevos episodios y un empeoramiento progresivo del curso de la enfermedad.

:: Otro desencadenante muy común es el consumo de alcohol y otros tóxicos -café, cannabis, cocaína, drogas de diseño, etc.). Dormir menos de 7/8 horas, si bien puede ser un indicador de que se está iniciando una fase de euforia, puede desencadenar un episodio.

:: Es típico que algunos pacientes más jóvenes recaigan, debido a que se fuerzan a dormir pocas horas en épocas de exámenes para estudiar lo que no han hecho previamente. (La pauta de estudio sucede en bipolares y no bipolares, claro). Un par de noches durmiendo poco es suficiente para desencadenar un episodio maníaco.

:: Determinados fármacos que se usan para enfermedades pueden desencadenar un episodio, como es el caso de los corticoides.

:: En las mujeres, sólo en las mujeres, según los estudios, puede haber problemas postparto: ello no tiene nada que ver con la responsabilidad de la madre o sentirse vacía. Se trata de descenso brusco en estrógenos, que puede provocar depresión postparto, en las mujeres con TB, "manía postparto".

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Zaragoza (Zona Centro)
Teléfono: 653 379 269
Web: www.rcordobasanz.es



miércoles, 9 de mayo de 2018

Meditación



Sogyal Rinponche: Llevamos nuestra mente de nuevo a casa.
Pema Chödrön: Sea cual sea su tamaño, color o forma, la cuestión es inclinarse a las incomodidades de la vida y verlas con claridad, en lugar de protegernos de ellas.

:: Al practicar la meditación no estamos intentando estar a la altura de ningún ideal; muy al contrario, nos quedamos con nuestra experiencia tal como es. Si experimentamos que a veces tenemos cierta amplitud de perspectiva y otras veces no, bueno, pues ésa es nuestra experiencia. Seguimos una instrucción muy profunda: "Este mismo momento es el profesor perfecto porque siempre está con nosotros". La enseñanza es ver, simplemente, lo que está pasando. Podemos quedarnos con lo que está pasando y no disociarnos. El despertar se encuentra en el placer y el dolor, en la confusión y la sabiduría, está disponible en cada momento de nuestra extraña, insondable y ordinaria vida cotidiana.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Zaragoza (Zona Centro)
Teléfono cita: 653 379 269
Email: rcordobasanz@gmail.com
Web: www.rcordobasanz.es

lunes, 7 de mayo de 2018

Esquizofrenia




:: Cuando la frontera entre la realidad y la ficción se difumina, el mundo se convierte en un lugar hostil para vivir. Si además de esto la enfermedad dificulta las relaciones humanas y la propia sociedad civilizada sólo ve en una persona un loco peligroso que debería estar encerrado, la existencia se convierte en una prolongada pendiente por la que ascender en soledad y con miedo. La esquizofrenia es la enfermedad mental con mayúsculas, la que la gente más teme.

:: Según la Organización Mundial de la Salud afecta a siete de cada mil adultos, especialmente en el tramo de edad de los 15 a los 35. 

:: La mitad de ellas no reciben el tratamiento adecuado, y en países en vías de mayor desarrollo, nueve de cada diez enfermos carece de acceso a la medicación.

:: El rasgo más conocido es la faceta psicótica (delirios y alucinaciones).

:: Por ejemplo: "El paciente se siente el centro del Universo, bien en sentido negativo, y por ejemplo, cree que la CIA lo quiere controlar o matar; o bien en sentido positivo, y piensa que es muy querido por Dios u otro ser superior. Pero siempre sin una respuesta afectiva coherente", explica José Giner.
Otro ejemplo es el que alguien le roba el pensamiento con ondas magnéticas o a través de la televisión, o que le han extraído órganos y los han reemplazado por otra persona, aunque no exista cicatriz. 

Está convencido de que ciertos gestos, comentarios, pasajes de libros, períodicos, canciones u otros elementos del entorno están especialmente ligados a él.

:: Las alucinaciones, por su parte, pueden afectar a cualquiera de los sentidos (visto, oído, olfato, gusto o tacto). Lo normal es que sean auditivas, a diferencia de los alcohólicos, donde suelen ser visuales. La persona escucha con atención y claridad voces -por ejemplo personas fallecidas- que comentan, amenazan o insultan. También pueden pensar que se les ha envenenado la comida.

:: Aunque delirios y alucinaciones llaman poderosamente la atención, el pensamiento desorganizado es otro de los rasgos de la esquizofrenia. Esta dificultad se plasma en el lenguaje. Al sujeto le van y vienen las ideas, le cuesta seguir una conversación. Puede verse que está perdido, hace largas pausas o da respuestas que no corresponden a la pregunta que se le formuló. Cuando no se le entiende, le aislan y así se fomenta la exclusión social.

:: También se dan conductas desorganizadas, como llevar un abrigo en verano.
Estos son los síntomas "positivos" de la esquizofrenia, esto es, lo que la enfermedad produce. También hay síntomas "negativos", aquellos que sugieren deterioro.

:: Los síntomas negativos son apatía, falta de concentración, las habilidades para expresar sentimientos y emociones también se ve disminuida. La voz puede ser monótona, la expresión apática y las miradas y los gestos no indican nada obvio. El individuo tampoco es persistente a la hora de iniciar o finalizar un trabajo ni parece mostrar interés.

:: Los primeros síntomas de la enfermedad suelen hacerse patentes durante la adolescencia.
Domina la apatía, la falta de concentración (puede pasar desapercibida). La familia y los amigos del paciente pueden ir notando un comportamiento cada vez más enrarecido, pero el diagnóstico no se cristaliza hasta que no es patente una conducta excéntrica o hay una visión distorsionada de la realidad -con delirios y alucinaciones-. 

:: El consumo de drogas precipita "brotes psicóticos", ingresos y deteriora al paciente y su entorno. Existe la hipótesis de la automedicación; se "usan" drogas o alcohol para mitigar los síntomas positivos y negativos. Esto oscurece el pronóstico.

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
Zaragoza. C/ Lacarra de Miguel 27. 2C.
email: rcordobasanz@gmail.com
web: www.rcordobasanz.es

Bipolaridad



Con Karl Leonhard comienza a fraguarse la conceptualización poskraepeliana más influyente en la perspectiva actual del diagnóstico de la enfermedad maníaco-depresiva: la distinción entre formas bipolares y unipolares.
Leonhard sintetiza, unifica y modera las ideas de su maestro Karl Kleist (quien sostenía que manía y melancolía "son dos enfermedades afines con una cierta tendencia a asociarse"), y propone su conocida clasificación basada en criterios clínicos, evolutivos y heredo-biológicos:

:: CLASIFICACIÓN DE LAS PSICOSIS FÁSICAS Y CICLOIDES (FASOFRENIAS):
# Psicosis FÁSICAS:
- Psicosis maníaco-depresiva
- Depresiones Puras (unipolar):
Depresión agitada
Depresión hipocondríaca
Depresión de autoacusación
Depresión de referencia
Depresión fría
- Euforias Puras (unipolar):
Euforia improductiva
Euforia hipocondríaca
Euforia exaltada
Euforia confabulatoria
Euforia fría

# PSICOSIS CICLOIDES
- Psicosis de angustia/felicidad
Ansiosa
Estática
- Psicosis confusional
Inhibida
Excitada
- Psicosis de la motilidad
Acinética
Hipercinética
...............................................
:: Para este autor, el elemento clínico diferencial más importante entre formas bipolares y unipolares no está sólo en la oscilación del tono del humor entre los dos polos, sino en la sintomatología: es polimorfa en aquéllas y puras en éstas. Llega incluso a aceptar que "es posible reconocer casos que se manifiestan casualmente sólo en la misma polaridad, pero que, en realidad, tienen en sí la disposición a desviarse hacia el polo opuesto, por lo cual deben ir adscritos a las formas bipolares", donde "la disposición a desviarse" a la que se refiere es la variabilidad sintomatológica del paciente. Por el contrario, sostiene que las formas unipolares recorren siempre "los mismos motivos temáticos".

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
Zaragoza (Zona Centro)
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C.
Antes General Sueiro
Cita: 653 379 269
email: rcordobasanz@gmail.com
web: www.rcordobasanz.es