PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

miércoles, 18 de octubre de 2017

Vigilar y Castigar



Duns Scoto: La persona es la última soledad.

Foucault ha sido filósofo, psicólogo, historiador y, quizá, no un sumo especialista en grandes y numerosas disciplinas pero abrió muchas fuentes del saber. Al comienzo de la modernidad, al comienzo de la modernidad, la gradualmente, emancipación de la razón humana se aplicó a objetos del universo: poco después su interés se dirigió a los sujetos, y a aquellos desarrollos técnicos que primero sirvieron para manipular las cosas se complementaron con otros similares para manipular las personas.
Vinculación entre saber y poder: sólo alcanza poder quien de veras sabe, sólo sabe auténticamente quien eficazmente puede, y todo saber, que alcanza, a menudo el poder. La época contemporánea, en cualquier caso ha invadido su último refugio en la caterva de pedagogos, médicos, regeneradores del alma, carceleros y demás promotores de la socialización racional. Lo que se desvía de la norma es observado, categorizado, observado, curado, reprimido...



Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Página web: www.rcordobasanz.es

¿Las cárceles sirven para convertir en mejores personas?


Idea de Jeremy Bentham en 1971. Panóptico

Supongamos que aceptamos la premisa de que si las cárceles siempre han tenido siempre un gran número de reincidentes, tal vez este hecho conlleve a un cierto beneficio para la sociedad. ¿Cuál podría ser?
Bueno, la gente que es adepta a la vida criminal podría, en cualquier caso, ser causante de graves problemas. Podrían, por ejemplo, entrar en política. Las cárceles están llenas de ladrones insignificantes que roban repetidas veces a gente probablemente tan pobres como ellos. Sin el sistema penal como educación en esa vida, algunas de estas personas podrían generalizar sobre sus problemas, y teorizar sobre la validez de la noción fundamental de propiedad privada. Algunos organizarían reuniones, motines o reuniones políticas. Pero, en lugar de eso, aquellos que no aceptan la ideología dominante, son conducidos sistemáticamente a una historia de vida que cualquier penalista conoce de memoria: el reincidente indeseable, es el delincuente permanente.

Rodrigo Córdoba Sanz, 18 de octubre. Zaragoza.

martes, 17 de octubre de 2017

Enfermedad Mental y Psicología



Enfermedad mental y psicología propone una vuelta de tuerca a los debates en torno a, por un lado, las condiciones en que puede hablarse de enfermedad en el terreno psicológico y, por otro, las relaciones entre los fenómenos de la patología mental y los de la patología orgánica. Para ello busca problematizar las nociones de enfermedad, etiología, síntoma. “Si nos cuesta tanto definir la enfermedad y la salud psicológicas, ¿no será porque nos esforzamos en vano en aplicarles masivamente conceptos destinados también a la medicina somática? La dificultad de encontrar una unidad entre las perturbaciones orgánicas y las alteraciones de la personalidad, ¿no procede de suponerles una estructura del mismo tipo?” En este libro apasionante, Foucault apunta a desmontar la idea de una patología general y abstracta válida para ambos campos y a mostrar que la raíz de la patología mental no debe buscarse en tal “metapatología”, sino “en cierta relación, históricamente situada”, del hombre con la locura: en la enfermedad hay “todo un núcleo de significaciones que corresponden al ámbito de donde surgió y, ante todo, al simple hecho de que allí quedó identificada como enfermedad”. De este modo, pone en cuestión el estatuto epistemológico mismo de la psicología; la producción en este campo “no es el descubrimiento progresivo de lo que es la locura en su verdadera naturaleza; solo es la sedimentación de lo que la historia de Occidente hizo de ella desde hace trescientos años”. “En realidad, solo en la historia podemos descubrir el único a priori concreto en el que la enfermedad mental adquiere, con la apertura vacía de su posibilidad, sus figuras necesarias.” Publicada originalmente en 1954 con el títuloEnfermedad mental y personalidad, esta obra fue revisada luego por su autor a la luz de los desarrollos teóricos logrados en su Historia de la locura en la época clásica (1961), origen de la versión que ofrecemos al lector ahora. En este sentido, constituye un valioso testimonio del devenir del pensamiento foucaultiano.

Qué quería decir Foucault en Vigilar y Castigar




En el texto "Vigilar y Castigar" de Michel Foucault, se llega a deducciones claras, no es un texto muy amable para quienes tienen un poco de sensibilidad. Personalmente, trabajé en el Centro de Internamiento por Medida Judicial (antes Reformatorio). Como podéis imaginar, no era fruto de mi devoción, de mi vocación estar trabajando ahí.
Sobremedicación, castigos desproporcionados, falta de apoyo, poco apoyo entre "educadores". En verdad, un lugar donde Michel Foucault bien pudiera describirlo en este texto sugerido con anterioridad.

Se intenta, algunos y algunas psiquiatras, "humanizar" las "Unidades de Agudos" o "Unidades de corta estancia". Se intenta normalizar los juicios.
Es decir, un análisis continuo acerca de si algún disciplinado se desvía en algún sentido de la normalidad. Las leyes, tradicionalmente, son planteadas en términos negativos. Ponen límites sobre la conducta y deciden lo que es inaceptable. Pero las leyes raramente hablan acerca de qué conducta es la deseada. Como forma de poder, la ley previene, pero no especifica. El poder disciplinario es muy diferente: no sólo castiga, también recompensa. Premia con estrellas de oro la buena conducta. Y su tendencia es definir, a todo lo que transgrede sus principios, no sólo como malo sino como anormal. Se trata de un uso del poder más sutil, que funciona internamente en el transgresor y consolida las categorías de lo "normal" en detrimento de todas las otras.
Este texto sería válido, también, para la atención de psiquiatras en centros de salud mental, en psiquiatras privados y en algunos psicólogos. 
En ningún otro lugar como en el centro de agudos, en una unidad de psiquiatría, con psiquiatras privados y algunos psicólogos, el concepto de normalidad utilizado como técnica fruto del uso institucionalizado.
Sólo si se demuestra una conducta buena, sana y apropiada, definida por supuesto por las autoridades de la institución

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.



lunes, 16 de octubre de 2017

Interioridad humana

Nietzsche: "La genealogía de la moral"

"Yo considero que la mala conciencia es la profunda dolencia a que tenía que sucumbir el hombre bajo la presión de aquella modificación, la más radical de todas las experimentadas por él, de aquella modificación ocurrida cuando el hombre se encontró encerrado en en el sortilegio de la sociedad y de la paz [...] Pero con ella se había introducido la dolencia más grande, la más siniestra, una dolencia de la que la humanidad no se ha curado hasta hoy: el sufrimiento del hombre por el hombre.

Friedrich Nietzsche: La geneaología de la moral.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza. Psicoterapeuta.
653 379 269

Foucault



MICHEL FOUCAULT.

¿Qué significa exactamente "discurso"? (Concepto clave en la obra de Foucault).
 En su sentido más amplio, "discurso" alude a cualquier cosa escrita, dicha o comunicada mediante signos, y marca otra conexión con el estructuralismo y sus permanente énfasis sobre el lenguaje.
Y es también a partir de la noción de discurso que Foucault puede atreverse a decretar otra muerte: la del autor. Palabras explicadas en LAS PALABRAS Y LAS COSAS.

ARQUEOLOGÍA DEL SABER.

Foucault: "Pensamos que los sentimientos son inmutables, pero todos los sentimientos, y especialmente los más nobles y desinteresados, tienen una historia. Pensamos que el cuerpo, en cualquier circunstancia, obedece a las leyes exclusivas de la fisiología y escapa a la influencia de la historia pero esto también es falso"

"El cuerpo está moldeado por una gran variedad de regímenes distintos entre sí; es desgastado por los ritmos del trabajo, el reposo, y las vacaciones; es envenado por la comida o los valores, a través de la ingestión de hábitos o leyes morales; genera resistencias".

Rodrigo Córdoba Sanz: www.rcordobasanz.es Psicólogo. Zaragoza

domingo, 15 de octubre de 2017

Sosteniendo a tu bebé de la Ira


La ira es un ácido que puede hacer más daño en el recipiente en el que se almacena que en cualquier otra cosa que se vierte. Mark Twain

Sosteniendo atentamente a su bebé, la madre descubre rápidamente la causa de su sufrimiento,y entonces le es muy fácil corregir la situación. Si el bebé tiene fiebre, le dará una medicina para que desaparezca. Si tiene hambre, lo alimentará con leche calentita. Si el pañal está demasiado apretado, se lo aflojará.
Como practicantes de una vida sana y reparadora de los males psíquicos, hemos de hacer exactamente esto. Sostendremos el bebé de nuestra ira con tanta atención que nos sentiremos mejor. Después haremos la práctica de respirar y caminar de manera consciente, como si estuviéramos cantando una nana al bebé de nuestra ira. Y entonces la energía de la plena consciencia penetrará en la energía de la ira, exactamente de la misma forma que la energía de la madre penetra en la del bebé. No hay ninguna diferencia. Si somos capaces de realizar actividades de relajación (parece que el Mindfulness está de moda, incluso se ha hecho una película sobre una comunidad budista en Francia).
En el momento que te enfadas, tiendes a culpar a otra persona por tu sufrimiento. Pero al observarlo más a fondo, quizá descubras que el principal causante de la ira es la semilla de la ira que hay en ti.
Si tomas consciencia con la semilla de la ira verás que esa persona aún está sufriendo, así que ahora céntrate en ella para erradicarla, pide ayuda, escribe un diario, haz ejercicios de relajación, mindfulness, haz ejercicio, habla con alguien de tu confianza, trata de cuidar tus vínculos (aunque tu ira interfiera, si eres consciente, podrás controlarla). Tú puedes vivir mejor si te cuidas.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza. 653 379 269

Ibone Olza: Insomnios Cotidianos




Insomnios cotidianos

por I.O.
Vivo en una calle sin coches, llena de gatos. Con pequeñas casas bajas y humildes, a un lado, y bloques feos y sin balcones al otro. Un trozo de pueblo viejo ahora rodeado de barrios de ricos en Madrid. Esperanza, se llama.
La otra tarde falleció mi vecino en su casa, al anochecer, tras noventa años de vida, los últimos sin memoria apenas. Su mujer se había negado a llevarle a una residencia a pesar de lo tremendamente difícil que era cuidarle. "¿Cómo voy a abandonarle ahora si llevamos toda la vida juntos?" me decía ella. Sólo accedió a que fuera a un centro de día unas horas por las mañana, "así al menos puedo hacer la compra y la comida".
El niño, como ella le decía,  salía cada mañana para ir al centro de día en su silla de ruedas y ella le despedía con un beso en los labios. Coincidíamos muchos días, a veces se me saltaban las lágrimas viéndolos.
Ahora mis tres vecinas son viudas, la más joven tiene 88 años. Charlamos por el patio de par de mañana, a mediodía, al anochecer. Me cuentan muchas historias, me preguntan por mi, por mis hijos, por mis padres. Me hablan de un tiempo en el que no se podia conversar de patio a patio por la cantidad de ruido que hacían los niños, montañas de niños de todas las edades que en pandillas pasaban la mayor parte del día en la calle. Vestigios de una vida en extinción. De un tiempo, de una comunidad. Ahora casi no se ven niños, menos aún pandillas.
No puedo escribir sus nombres, tendría que preguntarles, me da pudor. No sé como hablarles de lo que significan para mi, de lo que me dan, de lo que su presencia cotidiana me aporta. Aunque ahora que lo pienso son las que mejor lo entenderían.
Escribo en mis ratos de insomnio, pienso en la gente que me sigue  y me lee y que a veces me sonríe o me abraza. En todas las historias comunes y aparentemente mínimas. En los íntimos desastres y en los insomnios cotidianos. A veces pienso en lo que me espera fuera. En este reconocimiento que ahora me llega y en el que a la vez me cuesta reconocerme, ese personaje que es iboneolza. En lo que la gente imagina de mi o de mi vida, en las cosas tan hermosas que me dicen, en mi soledad cotidiana mientras sigo intentando domesticar al enemigo interior, tan tóxico a veces.  Hay cosas que me pasan que me parecen muy difíciles de gestionar, de aceptar. Entonces me aferro a este trozo de patio, a mis plantas que ya no se me mueren, a mis vecinas, a mi perro compañero de largos paseos.
La buena noticia es que han vuelto mis ganas de escribir.
Feliz Otoño desde Esperanza.
Rodrigo Córdoba Sanz: Siempre es una delicia leer los sensibles Post de Ibone Olza, no sólo son escritos, sino que también ha escrito libros muy bellos y útiles así como participa en lugares de solidaridad para la mujer, la maternidad y la humanidad, me atrevería a decir. 
Saludos. Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. www.rcordobasanz.es

sábado, 14 de octubre de 2017

Reencontrarse con uno mismo



Cuando hablamos de escuchar con compasión, solemos pensar en escuchar a otra persona. Pero debemos escuchar también al niño interior. A veces precisa toda nuestra atención. Ése pequeñín puede surgir desde lo más profundo de tu conciencia y reclamar tu atención. Si estás atento, oirás su voz pidiendo ayuda. En ese momento, en vez de prestar atención a cualquier otra persona que tengas delante de ti, vuélvete y abraza con ternura al niño herido. Puedes hablarle directamente con el lenguaje del amor, diciéndole: "En el pasado te dejé solo. Escápate de ti. Ahora lo lamento mucho. Voy a abrazarte". Puedes decirle: "Querido, estoy aquí para lo que necesites. Voy a cuidarte muy bien. Sé que sufres mucho. He estado muy ocupado. Te he desatendido, pero ahora he aprendido una manera de volver a ti". 
Os dejo la referencia. Es un libro dedicado al Mindfulness y a lo que cita en el título.
Interesante. Abrazos mañicos. Cuidaros.
Thich Nhat Hanh: "El arte de cuidar a tu niño interior"


Thich Nhat Hanh. Monje Budista Vietnamita

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza.

La existencia precede a la esencia





¿EN QUÉ CONSISTÍA EL CUESTIONAMIENTO  DE FOUCAULT?


Recordemos: La obra de Foucault "Las palabras y las cosas" representó un cuestionamiento directo al humanismo de Sartre. La autobiografía de Sartre se llamaba "LAS PALABRAS"

El famoso lema de Sartre: "La existencia precede a la esencia", establecía la idea de que la esencia, o el sentido de las cosas, no estaba predeterminado por ninguna fuerza externa. Más aún, el sentido es construido por los hombres. Como diría Simone de Beauvior: ("Si, así es. Por los hombres. Ese es el gran problema".) El mundo no contiene ningún significado trascendente, somos nosotros quienes lo elaboramos mientras en él, filtrando el mundo a través del lenguaje. 
Hasta aquí ningún problema. Foucault asimiló estas ideas, como todos sus contemporáneos.


La cuestión comienza a partir de la noción sartreana de la libertad existencial. Dado que no hay sentido predeterminado, cada persona es libre de crear su propio sentido a través de sus propias acciones. Pero esta libertad es en sí misma algo dado, que tenemos que aceptar, tratar de negar u ocultar. Cada vez que no aceptamos nuestra libertad esencial, estamos actuando de mala fe.


Simone de Beauvoir (1908-1986) comenzó por preguntarse si la importancia otorgada por Sartre a las condiciones sociales en su papel limitador de la libertad no debía ser aún mayor. Pensadores posteriores estuvieron de acuerdo con estos planteamientos y amplificaron esa misma duda.






viernes, 13 de octubre de 2017

Claudio Naranjo ante la Crisis Mundial



Algunas de las sugerencias de Claudio Naranjo son el cambio de conciencia, educación para el desarrollo humano, maduración psicoespiritual. Sociedad terapéutica. Desarrollar capacidad amorosa y solidaria, comprender la vida y las relaciones humanas. Libertad, amor, sabiduría y desapego.

Comprensión cabal de la "economía patológica depredadora"... para movernos hacia la "economía del bien común". Poner en marcha un proceso evolutivo, en suma:

Si nos preguntamos cómo contrarrestar masivamente la "fosilización" del individuo sobreadaptado a la sociedad civilizada, nada promete tanto devolverle su apertura a la fluidez de la corriente de la vida en su evolución como la crianza y la educación. Una crianza amorosa y no explotadora que respete los deseos de la persona, que lo estimule a desarrollar su iniciativa a desarrollar su iniciativa y su pensamiento autónomo, y que respete su derecho a sentir lo que siente y lo guíe en la exploración de sus preferencias. Y una educación sin el implícito despotismo robotizante de la educación tradicional, que más se interesa en la repetición que en la comprensión; una educación atenta al desarrollo individual más que a la estandarización y a la subordinación del desarrollo psicosocial a la producción y el consumo. CLAUDIO NARANJO.


Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza. 653 379 269



Las Palabras y las Cosas



FOUCAULT CONSIDERÓ LA HISTORIA DE LAS CIENCIAS HUMANAS COMO UN TODO



De manera curiosa, Foucault se sorprendió de que este libro tan complejo fuera un éxito, tan vendido que todo el mundo lo tenía que tener en su casa en Francia. Lo complacía el reconocimiento pero sospechaba que no todos los que compraban el libro realmente lo leían y lo entendían.

En realidad siempre tuvo la sensación de que su obra no era para cualquiera. Pensaba que sería necesaria una muy buena formación histórica y filosófica para poder comprenderlo. Un libro de divulgación, como éste, nunca habría sido aprobado por él.

Foucault comienza Las Palabras y las Cosas; citando un pasando de Jorge Luis Borges:

Este alude a "cierta enciclopedia china" en la que se dice que los "animales se dividen en:
a) pertenecientes al Emperador
b) embalsamados
c) amaestrados
d) lechones
e) sirenas
f) fabulosos
g) perros sueltos
h) incluidos en esta clasificación
i) que que se agitan como locos
j) innumerables
k) dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello
i) etcétera
m) que acaban de romper el jarrón
n) que de lejos parecen moscas".

Foucault: 
A Foucault le interesaba ver qué era ese "todos sabemos", qué era este conocimiento acerca de cómo formar clases, y cómo había sido en otras épocas.



En las Palabras y las Cosas examina las tres áreas principales de las ciencias humanas: lingüística, biología, economía, análisis de la riqueza, historia natural, gramática general.

Las Ciencias Humanas surgieron a medida que las antiguas disciplinas fueron reexaminadas a partir de esa nueva nueva noción del Hombre como objeto y sujeto de estudio de la realidad después del siglo XVIII y XIX. Después de que se demostrara que el hombre no era el centro del universo y que el conocimiento de Dios no era infinito. El hombre fue dejado sólo, consigo mismo como el centro, como la fuente de entendimiento, y esto derivó en un intenso examen acerca de este ser perspicaz.

[Foucault nunca hizo comentario alguno sobre la masculinidad del hombre].

Pero esta era moderna no durará para siempre. -Nietzsche- "Dios a muerto"



Así como Nietzsche anunció la muerte de Dios, Foucault predice la muerte del hombre. 
Recordemos, sino, el final de Las Palabras y las Cosas, donde se dice que el hombre, actor se borra "como un rostro dibujado en la arena, a la orilla del mar". Todo lo que nos queda son efectos materiales pero no existe ningún sujeto esencial.

Estas novedosas y colosales afirmaciones, que el Hombre era una invención, y que debía morir, colocaron a Foucault en un indiscutible primer plano del pensamiento francés.

[Todo intelectual perteneciente a la generación a la generación de Foucault debía verse a sí mismo como viniendo después de Sartre]. Las Palabras y las Cosas representó un cuestionamiento directo al humanismo de Sartre. (La autobiografía de Sartre se titulaba Las Palabras).




Taxonomía y Sistema de Clasificación de Enfermedades Mentales



TAXONOMÍA DE DE LINNEO PARA PLANTAS Y ANIMALES; CLASIFICACIÓN DE ENFERMEDADES MENTALES. UNA ABERRACIÓN

Marie-Francois-Xavier Bichat, discurso a los estudiantes, 1803.

<>

La disección de cadáveres no era en verdad nada nuevo pero decidir que se trataba de algo central era muy diferente. Repentinamente, el ojo puede ver dentro del cuerpo, y todo lo que respecta a la enfermedad se torna visible para la Mirada (Concepto de Michel Foucault)

Dado que esto involucra al cuerpo muerto, también la idea de MUERTE cambia.
La muerte y la enfermedad pasan de ser ideas puramente negativas a convertirse en elementos cruciales en el proceso de vida. (La muerte es la falta de culminación de la vida).

Y a través de la muerte, la ciencia, en el comienzo del siglo XIX, comienza a tener en cuenta al individuo -una idea de FOUCAULT. La medicina parece ser una CIENCIA MÁS DURA que las otras, pero siempre ha centrado en los humanos. Un tipo de visión activa que Foucault llamaba la MIRADA.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo Zaragoza. Psicoterapeuta. 653 379 269

jueves, 12 de octubre de 2017

Placebo



Se suele creer que los fármacos tienen un efecto superior al placebo, esta hipótesis está sin verificar todavía. Y se plantea que ante un proceso ansioso o depresivo leve, entonces el fármaco tiene una eficacia compatible con el efecto placebo. La psicoterapia, su efecto terapéutico, sin entrar en otras discusiones teóricas, puede formularse así: como la medida del efecto placebo, cualquiera que sea, el efecto que se produce cuando no hay fármaco.
La distinción fundamental es que una pastilla supone una relación con el médico de forma pasiva, a menudo limitándose a una breve conversación; la psicoterapia es una relación entre dos seres humanos que establecen un vínculo, una relación y que van construyendo una alianza terapéutica para que se pueda colaborar Entre los Dos, en este caso, la participación es activa.

Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza. Día de la Ofrenda de la Flores en el Pilar, no se lo pierdan ;)

Foucault: "La Mirada"



"LA MIRADA" adquiere gran importancia en medicina.
La percepción del doctor es clave, y un doctor que no observa resulta completamente ineficaz. Ser un doctor perfecto es verlo todo, y hacer que las definiciones anteriores respalden sus actos.

Por encima de todos estos esfuerzos del pensamiento clínico para definir sus métodos y sus normas científicas, sobrevuela el gran mito de una pura mirada que sería puro lenguaje: un ojo que hablaría. Abarcaría la totalidad del campo hospitalario, acogiendo y recogiendo cada uno de los acontecimientos singulares que se producen en él; y a medida que viera, que viviera más y mejor, se haría palabra que enuncia y enseña.
MICHEL FOUCAULT

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza.

Kraepelin y Freud



Resulta llamativo que las dos corrientes enfrentadas a propósito de la sustancia y naturaleza de la enfermedad mental, al tomar partido sobre los límites, se reorganicen, y que algunos de sus partidarios cambien de posición. Kraepelin y Freud, los dos dos grandes pilares de la clínica mental, elaboraron respuestas muy distintas a la pregunta sobre la sustancia. Pero acercaron sus enfoques al tratar de las fronteras, aspecto en el que coincidían pese a ser tan divergentes sus concepciones nosológicas: el primero creía en las enfermedades mentales naturales e independientes, creencia que argumentaba sobre todo a partir de las formas terminales. [La nosología de Kraepelin abarcaba todo el campo de la psiquiatría. En su opinión, cada enfermedad tenía su causa, sintomatología y evolución y terminaciones específicas. Lamentablemente estas afirmaciones no se basaba en comprobaciones y hallazgos demostrativos].



Freud acercaba su opinión de ver las estructuras clínicas, cuya conformación obedecía a procesos defensivos ejecutados por el sueto.
Frente a esta opción partidaria de las categorías y la discontinuidad, llama la atención la cercanía de tratadistas provenientes de tradiciones distintas, como en el caso de Kretschmer y Melanie Klein, respectivamente. La descripción kretsmeriana del delirio de referencia resulta de un ejemplar de la visión de un continuum psicopatológico,, una continuidad gradual entre la neurosis y la psicosis, entre normalidad y locura, cuyo fundamento se asienta en la importancia concedida a los rasgos del carácter y las motivaciones personales. Muy distinta es la fundamentación que lleva a Melanie Klein, tanto que esta psicoanalista es pionera en concebir una forma de psicosis generalizada y originaria. Desde su punto de vista no habría organizaciones o estructuras psicopatológicas, sino "posiviones" por las que las personas transitan con relativa facilidad. [Tan evidente es la perspectiva continuista o elástica de Melanie Klein que, de acuerdo con su concepción, no podría hablarse con propiedad de una psicopatología psicoanalítica, pues es de por sí estática (favorable a las categorías) y el psicoanálisis, dinámico].



Como puede apreciarse, la cuestión de los límites, fronteras o litorales, renueva las posiciones adoptadas ante la primera pregunta por la sustancia de la enfermedad mental, de manera tal que los partidarios de la psicología patológica (psicoanálisis) se cruzan o coinciden con los defensores de la patología de lo psíquico (psiquiatría biológica).


José María Álvarez-Fernando Colina: <>. Colección Schreber
Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza. www.rcordobasanz.es

miércoles, 11 de octubre de 2017

Recuperar a tu Niño Interior



En todos nosotros hay un niño que sufre. Todos hemos pasado por momentos más o menos difíciles en nuestra infancia. Algunos niños y niñas sufrieron agresiones y tratos negligentes, esto supone un trauma, que suele despertar con fiereza a medida que se "crece" a nivel cronológico; sin embargo, el desarrollo de la maduración emocional, (el Niño Interior) está dolorido.
Con frecuencia tratamos de olvidar esos momentos dolorosos para protegernos y defendernos del sufrimiento futuro. Cada vez que entramos en contacto con algún tipo de sufrimiento, nos parece que no podemos soportarlo, y concentramos nuestros sentimientos y recuerdos en lo más profundo de la mente inconsciente. Puede ser que durante muchas décadas no nos hayamos atrevido a mirar a los ojos a ese niño.
Pero solo porque lo hayamos ignorado, no significa que esté ahí. El niño herido está siempre ahí, tratando de llamar nuestra atención. Nos dice: <>. Queremos poner fin a nuestro sufrimiento enviando al niño a un lugar profundo en nuestro niño interior, para que se quede tan lejos como sea posible. Sin embargo, la huida no acaba con el sufrimiento, sino que solo lo prolonga.
El niño herido pide cuidado y amor, pero nosotros le ofrecemos lo contrario. Escapamos porque tenemos miedo a sufrir. La losa del dolor y pena con la que cargamos en nuestro interior nos parece abrumadora.
Cuando tomamos conciencia de que hemos olvidado al niño herido en nuestro interior, sentimos una gran compasión por él y empezamos a generar la energía. Escucharle y mimarle es un definitivo gesto de amor reparador. Déjate ayudar, por ti, por tus amigos, por tu pareja, por la belleza que existe alrededor tuyo, abre los ojos.
Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza. www.rcordobasanz.es

martes, 10 de octubre de 2017

Mejor enfermo que solo: el amor primario del hijo



De experiencias con constelaciones familiares acerca de su enfermedad surgen conclusiones.
Los representantes de elementos abstractos, como, por ejemplo, síntomas o enfermedades en la constelación, a menudo muestran emociones y reacciones que llevan a la conclusión, en general, corresponden a miembros excluidos de la familia. Si ellos sienten que ocupan un lugar y si ellos experimentan el respeto que merecen, los representantes de los síntomas o las enfermedades a menudo se sienten superfluos y tienen la sensación de que ya no se lo necesita.
Entonces, los síntomas sienten que pueden ser liberados de la constelación y la familia recobra un equilibrio y un orden.
Desde ese punto de vista, de esa manera pueden darse las condiciones para la curación del paciente.
En algunas ocasiones, el síntoma vuelve a aparecer después de un determinado tiempo. En cada uno de estos casos la cuestión es hasta qué punto faltaba algo liberador desde el sistema familiar o una acción por parte del paciente mismo. La responsabilidad es, a menudo, un factor decisivo para la resolución del problema y las posibilidades del paciente.

Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza. Psicólogo.
Referencia; Stephan Hausner: <>


Ignorancia y receptores



La evaluación terapéutica da resultados bastante inconsistentes. Merece la pena escucharlo de alguien que participa en la investigación de estos protocolos, alguien que trata de limitar un poco el entusiasmo de las multinacionales en la promoción de sus productos. Y deja planteadas preguntas interesantes como las siguientes: ¿para qué sirven los receptores donde se fijan los receptores de benzodiacepinas cuando no hay benzodiacepinas? Nadie lo sabe. Con el manejo de las sustancias se descubren en el cuerpo órganos que no sirven, y eso nos enfrenta con nuestra ignorancia.
Todo esto es interesante, porque preserva el campo de nuestra investigación sobre la función del sujeto, que no es una perspectiva humanista o idealista; no necesitamos ningún recurso que nos sitúe en la perspectiva de un espíritu o un tercer mundo, en el sentido de Popper, ni hemos de suponer un mundo de ideas platónicas para justificar nuestra acción. Una perspectiva materialista clásica ya es suficiente para preservar el campo de esta acción.
El sujeto, que en psicoanálisis llamamos "sujeto del inconsciente", y que es la ruina de la conciencia, tiene su lugar en esta nueva coyuntura.

Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza

lunes, 9 de octubre de 2017

Economía como fraude

Galbraith, en lo que algunos consideran como su testimonio político nos enseña a ver que la economía es un fraude.

...quienes participan en él no lo reconocen explícitamente como tal (...) Una parte de este fraude es consecuencia de la economía tradicional y la manera en que esta se enseña, otra tiene su origen en concepciones rituales de la vida económica. Estas últimas pueden apoyar con claridad intereses individuales y colectivos y, en particular, como cabría esperar, los de los miembros más afortunados, mejor relacionados y políticamente destacados de la comunidad, y pueden adquirir la respetabilidad y la autoridad del conocimiento cotidiano. De esta forma, determinado punto de vista sobre la vida económica no aparece como creación de un individuo o de un grupo en particular sino como algo natural e incluso justo.

Pero sigue siendo un fraude. Hablar de sistema de mercado en lugar de capitalismo.
Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza

El sufrimiento del Terapeuta



Aunque pueda parecer, en cierto modo extraño, los psicólogos, médicos y enfermeras que ofrecen toda su empatía hacia el paciente se acaban desgastando por la identificación con el dolor (introyección). En realidad es un proceso patológico puesto que hay muchas depresiones por agotamiento en los miembros de la salud. 
Por tanto, un buen terapeuta es absolutamente imprescindible que se implique con el paciente, más con una persona con TLP u otras patologías graves, como la psicosis, la psicosis maniaco-depresiva, etc; cuando el sufrimiento del paciente es muy elevado; no obstante, desgasta el dolor, porque somos humanos y el dolor es propio de la Naturaleza Humana.
Además, este desgaste, impide tener una praxis sosegada y hay que trabajarla porque es muy tóxica, recomiendo, en ciertos momentos supervisar y trabajar estas tensiones para "curar" y "salir del atolladero del agujero negro de la atención clínica". Para cuidar, hay que cuidarse.
Además, es preciso desconectar, tratar de establecer momentos de cambiar un poco de actividad; por ejemplo, hacer ejercicio, cuidar del cesped, dar paseos, leer algo distinto a libros técnicos, os recomiendo algo no demasiado sesudo y disfrutar de la familia; por dos razones obvias: por el amor hacia los hij@s y pareja, y por un descanso merecido.
Un abrazo.

domingo, 8 de octubre de 2017

Psicoterapia y ¿Farmacoterapia?




<>. Zarifian

Zarifian se burla un poco del entusiasmo de sus colegas y constata en tono divertido que toda investigación en el campo de la medicina ha de apoyarse, o bien en modelos animales que permitan probar las sustancias, o bien en hipótesis sobre las causas de la enfermedad. Y constata que nada de ello existe hoy en día en psiquiatría: en la psiquiatría actual no hay ninguna demostración de determinismo biológico unívoco de los trastornos psíquicos. Los modelos animales fueron abandonados hace treinta años, y las hipótesis sobre la distribución de los receptores en las membranas de las neuronas y su correlación con el comportamiento humano no tuvieron una demostración positiva.
En referencia a las investigaciones bioquímicas, Zarifian constata que no se planteó la hipótesis de que un neurotransmisor podía prever tal o cual comportamiento, sino al revés; se pensó que qué inhibidores permitían pensar la acción del medicamento, y se formuló la hipótesis de que el neurotransmisor era la causa. Así se introdujo el siguiente círculo vicioso en la hipótesis: como un medicamento antidepresivo inhibe la recepción de monoaminas cerebrales, se plantea la hipótesis de que el origen de la depresión sea una anomalía de las monoaminas. El efecto placebo alcanza entre el 30% y el 60% en muchos trastornos mentales, no sólo en estados ansiosos, depresiones ligeras, sino también en estados de agitación psicomotriz.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza

sábado, 7 de octubre de 2017

La insensatez de la psiquiatría




Los planteamientos que relacionaban soma y psique se fueron escindiendo.
Desde Henri Ey: "siempre orgánica en su etiología y siempre psíquica en su patogenia"; aquella "profesión de fe" que manifestaba Kurt Schneider respecto a la somatogénesis de la ciclotimia y la esquizofrenia; o la sensatez y circunspección de Paul Guiraud cuando reconoce:

Desgraciadamente la psiquiatría no se ha beneficiado en las mismas proporciones que la medicina general de los descubrimientos hechos en el dominio de la etiología, de la anatomía y de la fisiología patológicas. Permanecemos confinados en el dominio de los síndromes clínicos sobre todo en la parte más importante y más interesante de la psiquiatría, a saber, el grupo de las psicosis maniaco-depresivas, de la hebefrenia y de los delirios. [...] Pues los psiquiatras clásicos, sobre todo Kraepelin y Bleuler, trabajando sobre síndromes clínicos los han considerado sin razón como enfermedades verdaderas.


Depresión y Neuromodulación





La neuromodulación es un tratamiento eficaz en más del 50 por ciento de los casos de depresión que no remiten con fármacos, gracias a que permite modificar la actividad del sistema nervioso, según ha informado el psiquiatra y asesor científico de la Unidad de Tratamiento de la Ansiedad y Depresión de Vithas Internacional, Gabriel Rubio.
"Esta técnica consiste en la aplicación de estímulos magnéticos en determinadas áreas de la superficie del cerebro con el fin de restaurar las anomalías de funcionamiento implicadas en la enfermedad. De este modo logramos que aquellos circuitos cerebrales que habían dejado de funcionar adecuadamente en el caso de la depresión, normalicen su patrón de comportamiento", ha explicado el experto.
En concreto, según ha añadido, el tratamiento es sencillo y el paciente recibe normalmente 20 sesiones de media hora de duración. En este sentido, el especialista en Neurofisiología Clínica y asesor científico de la unidad, Julio Prieto, ha comentado que con eso se consigue la activación de ciertas áreas de la corteza prefrontal del hemisferio izquierdo.
Además, los expertos han aseverado que es un procedimiento indoloro y apenas presenta efectos secundarios y que lo más frecuente sería una leve cefalea que remite con analgésicos habituales. "Entre los posibles mecanismos de acción de esta técnica está la inducción de cambios en las redes neuronales cerebrales y el aumento de la disponibilidad de neurotransmisores cerebrales como la dopamina y la serotonina, directamente relacionados con la depresión", ha añadido Prieto.

viernes, 6 de octubre de 2017

La Deshumanización en la Universidad


"Claudio Naranjo es el maestro de la sutileza". Asunta de Hormaechea

  La idea de deshumanización no abarca sólo el contenido de lo contenido de lo que se estudia sino también la influencia en la actitud psicológica de los estudiantes que acaban por jugar a creer que han aprendido. En este sentido, las pinceladas psicológicas sobre los estudiantes, fruto de la propia observación, son muy relevantes, pues todo estudiante necesita creer que el esfuerzo dedicado a estudiar/aprobar unas materias y unas lógicas lógicas. Pero las quejas siguen siendo importantes y desatendidas, tal y como ocurre con la reflexión más reciente de Morin (2001) sobre la necesidad de aplicar el "diezmo epistemológico" en la Universidad, es decir, dedicar el 10% del presupuesto a preguntarse: ¿qué estamos haciendo en la Universidad? Galbraich es otro economista que prestó gran atención al problema de la enseñanza de la economía en un intento de que se fuera más consciente de lo que se enseña en lugar de seguir desviando la atención o camuflando la realidad.


Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza. Psicólogo. Psicoterapeuta.

miércoles, 4 de octubre de 2017

Foucault y su sujeto

<<Quisiera decir en primer lugar cuál ha sido la finalidad de mi trabajo durante estos últimos veinte años. No ha sido analizar los fenómenos de poder, ni sentar las bases para tal análisis. Busco más bien producir una historia de los diferentes modos de subjetivación de los seres humanos en nuestra cultura; he tratado desde esta óptica, de los tres modos de objetivación que transforman al ser humano en sujetos. Primeramente, están los diferentes modos de investigación que buscan acceder al estatuto de ciencia: pienso, por ejemplo, en la objetivación del sujeto que habla en la gramática general, filología y lingüística. O bien, y siempre en este primer modo, la objetivación del sujeto productivo, del sujeto que trabaja, en la economía y análisis de las riquezas. O también, para dar un tercer ejemplo, la objetivación por el mero hecho de ser un ser vivo, en historia natural o biología. En la segunda parte de mi trabajo, he estudiado la objetivación del sujeto en lo que llamaré las prácticas escindientes. El sujeto es divido en el interior de sí mismo o dividido de los otros. Este proceso hace de él un objeto. La participación entre loco y hombre juicioso, enfermo e individuo sano, criminal y "buen chico", ilustra esta tendencia. Finalmente, he buscado estudiar -y éste es mi trabajo en curso- el modo en que el ser humano ha aprendido a reconocerse como sujeto de una "sexualidad".>>

Michel Foucault:  <<Tecnologías del yo>> Paidós, Barcelona, 2015

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo.
Un libro muy recomendable para conocer a fondo a Foucault

domingo, 1 de octubre de 2017

Existencia




Deseo poder escribir algo tan misterioso como un gato. Edgar Allan Poe

El universo es vibración e información, debido a que una vibración es una unidad de información. Las dos cosas son intercambiables, así como la materia y la energía son intercambiables, como nos enseñó Einstein. Una vibración es dinámica, en constante cambio y evolución. (K.J. McClean)

La vida construye formas, y todas ellas son parte de un proceso organizativo que en los seres humanos incluye creencias, sensaciones, afectos, interacciones, pensamientos, imágenes, experiencias, lenguaje, anatomía, historia y fisiología. Estos elementos se dan conjugados en una estructura, carente de consciencia, que sin embargo es la responsable de ordenar los acontecimientos de la existencia.

Las vivencias que emergen de la consciencia como amor-desamor, aceptación-rechazo, abandono-protección, ilusión-decepción... Eros y Thanatos, Amor y Muerte; son las que trenzan y labran el movimiento de la existencia.


Bert Hellinger. Órdenes del Amor



"El momento adecuado determina la calidad del movimiento" Lao-Tse

Son  dos los movimientos que llevan al conocimiento. Uno se extiende, pretendiendo abarcar algo que hasta ese momento era desconocido, hasta poseerlo y poder disponer de ello. De esta índole es el esfuerzo científico, y bien sabemos lo mucho que ha contribuido a cambiar, a asegurar y a enriquecer nuestro mundo y nuestra vida.
El segundo movimiento resulta cuando. aún durante el esfuerzo de extender nuestro pensar, nos paramos y, de algo concreto que podríamos captar, dirigimos la mirada al conjunto. Es decir, la mirada está dispuesta a asimilar simultáneamente lo mucho que ante ella se extiende.
Entregándonos a este movimiento, por ejemplo, ante un paisaje, una tarea o un problema, nos damos cuenta de cómo nuestra mirada a la vez se llena y se vacía. Ya que únicamente podemos exponernos a la plenitud y resistir su impacto prescindiendo primero de los detalles. Para ello nos detenemos en el movimiento que se lanza, retirándonos un poco hasta llegar a aquel vacío capaz de resistir la plenitud y la gran variedad.
A este movimiento que se detiene y después se retira, y que nos conduce a comprensiones diferentes de las que cabe alcanzar mediante el movimiento que se lanza hacia el el entendimiento, lo califico como fenomenológico. Ambos movimientos, sin embargo, se complementan, ya que también en el que se extiende hacia el entendimiento científico a veces tenemos que detenernos para dirigir nuestra mirada de lo particular a lo general y de lo próximo a lo lejano. Por otra parte, también la comprensión lograda mediante el procedimiento fenomenológico requiere la comprobación en lo individual y más próximo.
Rodrigo Córdoba Sanz. Zaragoza. 653 379 269 Psicoterapia Integradora

Referencia: Bert Hellinger, Órdenes del amor, Barcelona, Herder, 2015, pág. 14.


jueves, 28 de septiembre de 2017

Algo importante para compartir contigo. Bipolaridad y Trastorno Límite

Hace unos días hablaba del Trastorno Bipolar y su comorbilidad con el Trastorno Límite, sabéis que en la Clasificación Internacional de las Enfermedades esto se llama Trastorno de Inestabilidad Emocional, con dos subtipos: Límite e Impulsivo.
He encontrado en un libro muy recomendable del Dr. Eduardo H. Grecco, titulado "Constelaciones Familiares y Bipolaridad". En este texto explica de manera cercana y certera unas vivencias que aquellos que sienten un vacío emocional, están desorientados, despistados, disociados, deprimidos o han perdido la esperanza puede servirle para reflexionar y, quizá, servir de espejo donde poder encontrarse y servirse de herramientas para poder seguir adelante con más firmeza. 
Es un texto hermoso.
Eduardo H. Grecco. "Constelaciones Familiares y Bipolaridad". Ediciones Continente. 2015. Buenos Aires. Argentina.

ESPACIO BIPOLAR



"Es frecuente que las personas bipolares se sientan aparte, incluso aisladas, del mundo. No sólo por el eterno y doloroso aspecto de sentirse incomprendidos, sino a raíz de una sensación recóndita, subterránea y oscura de no pertenecer a ningún sitio y, a veces, de no habitar un cuerpo, de no anidar en ninguna familia y de no arraigar en ninguna identidad.
Esto hace que, para la mirada exterior, parezcan sentirse especiales, diferentes, desiguales. Dentro del estigma social, los bipolares aún se viven como diversos y, en extremo como "extranjeros expatriados".
En la intimidad de su mundo personal, quien perdura en la dualidad oscilante se considera parte de un género de seres humanos que permanecen al margen del universo, al cual, en verdad, pertenecen. No ponen su mirada exclusivamente en los grupos y círculos de los cuales son una fracción, sino también en todo el territorio que es ajeno.
Este sentir tiene un punto de inflexión curioso: por momentos es como si no habitaran en ninguna parte, ni en la tierra ni en el cielo. Les resulta distante creer en algo divino, tanto como tener fe en lo humano. Ni el alma ni el cuerpo satisfacen su clamor de saciedad. Pareciera que no fueran de aquí ni de allá, y que vivieran en un espacio que profetizan pero en el cual no moran, dando la imagen de nunca sentirse en casa, en el sosiego hogareño. De ese modo, radican pero no conviven, consumen pero no se alimentan, hablan pero no expresan.
El efecto de la constancia de este movimiento emocional, paradójico, arduo de comprender para quien es ajeno a este sentir es, a pesar de que parece lo contrario, una secuencia psíquica coherente y sin grietas. Este modo de ser revela la originalidad de un recurso cognitivo que esconde atajos del conocimiento creativo, algo que una persona forastera del trascurso bipolar jamás recorrería.
Al intentar revelar la complejidad de la "creación bipolar" se deriva una consecuencia misteriosa: la presencia de un cierto anacronismo totalmente vinculado a la condición existencial de nuestro momento histórico, pleno de paradojas y melancolías, de autodestrucción y contrasentidos.
De alguna manera, brota de un modo natural la idea de que la "creación bipolar" es un desgarrador testimonio de nuestros tiempos, que intenta trascenderlos, ambicionando vivir fuera de ellos, pero, a la vez, narrando con su ruina las ruinas que vive la humanidad".



Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Zaragoza. Terapia psicológica