PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

martes, 22 de mayo de 2018

¿Qué es un regulador del humor?

Los reguladores del humor, en tanto procedimientos idóneos para el tratamiento del trastorno bipolar, deberían cumplir cuatro condiciones principales:

1. Eficacia en el tratamiento de la manía.
2. Eficacia en el tratamiento de la depresión.
3. Eficacia en la prevención de la depresión recurrente.
4. Eficacia en la prevención de la manía recurrente.
:: El Litio es el único de los existentes que ha dempstrado cumplir los cuatro requisitos, salvo episodios mixtos y ciclaciones rápidas. Los demás productos se caracterizan por un perfil farmacodinámico variado y por eficacia más o menos contrastada.
:: El Ácido Valproico y la carbamazepina parecen eficaces en el tratamiento de la manía pero no hay constancia que sean igual de eficaces en la depresión.
:: Por su parte, el TEC, terapia electro convulsiva aún se emplea en el siglo XXI, para mí de dudosa ética y se dice también eficaz para los dos rostros de la bipolaridad.
:: Se utiliza como eje vertebrador hoy por hoy, en muchas ocasiones, un antipsicótico, un estabilizador, una benzodiacepina y un hipnótico. Esto cubre los peligros derivados de la patología, pero subrayemos sin un entorno facilitador, con un medio hostil, el paciente está abocado a ser hipermedicado y/o ingresado. Por lo que es esencial la psicoterapia.

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo especialista en Inestabilidad Emocional. Psicoterapeuta.
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C.
(Antes General Sueiro).
:: Teléfono: 653 379 269
:: Web: www.rcordobasanz.es

lunes, 21 de mayo de 2018

La conducta suicida en el Bipolar




Manic depression is searching my soul
i know what i want
but i just don't know, honey 
how to go about getting it

JIMI HENDRIX


:: Determinar el índice de suicidio siempre es difícil, en la enfermedad maníaco-depresiva es  todavía más complejo.

:: La interpretación de los datos sobre suicidio presenta graves problemas metodológicos, por la clasificación de los trastornos y la evidente limitación ética de comparar con casos no tratados. La mayoría de estudios han sido realizados en Hospitales, lo que significa que son pacientes graves con mayor riesgo de suicidio.

:: Se estudió que el 95% de los suicidas sufren trastornos mentales, a cuya cabeza se sitúan los trastornos del estado de ánimo.

:: Se piensa que los pacientes afectivos tienen un riesgo treinta veces mayor que el de la población general.

:: Se compararon intentos de suicidio en bipolares, con un 36,4% frente a la esquizofrenia, con un 13%.

:: Para una correcta evaluación clínica es imprescindible realizar una exhaustiva evaluación clínica del paciente maníaco depresivo.
* Historia familiar (suicidios, edad de comienzo temprana, abuso de alcohol y drogas, pobre respuesta al tratamiento o falta de cumplimiento, antecedentes de impulsividad y violencia, estado disfórico).
* Historia personal (presentar antecedentes de intentos autolíticos. Marcada desesperanza, trastornos del sueño, anhedonia, severa ansiedad somática, abuso del alcohol, agitación psicomotriz y sobre todo ideación delirante).
* Curso evolutivo (los trabajos coinciden en señalar que los pacientes bipolares que realizan intentos de autólisis o que consuman el suicidio presentan un inicio más precoz de la enfermedad).
* Factores sociodemográficos (parece no haber suficientes evidencias).
* Época del año (pico en el mes de mayo).

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C
(Antes General Sueiro -Zona Centro- )
Teléfono: 653 379 269
Web: www.rcordobasanz.es
Especialista en TLP y Trastornos Bipolares.

jueves, 17 de mayo de 2018

Carácter




Kant: Tener carácter, es poseer esa propiedad de la voluntad, por la cual el sujeto se adhiere a determinados principios prácticos, que se ha propuesto invariablemente.

:: Carácter etimológicamente, viene de la palabra jaraso, jaracter que significa grabar, esculpir.
Lo cual nos está ya significando una de las notas psicológicas del carácter.
Así como lo grabado y esculpido, es algo que permanece, algo que siempre perdura; del mismo modo una nota esencial del carácter, es el modo habitual y constante, que el Yo tiene en su conducta.
Es el carácter, como el psiquismo modelado de tal modo; es algo grabado en el alma.

:: La primera nota, por consiguiente del carácter, es la nota del psiquismo habitual, ordinario y constante.
Por eso no se puede hablar de carácter, por un acto aislado y esporádico en el modo de conducta psicológica del Yo.
Con la palabra carácter, siempre se quiere designar algo peculiar y específico en las respuestas psicológicas del Yo.
Algo que le es a ese Yo peculiar y específico en las respuestas psicológicas del Yo.
Algo que le es a ese peculiar y específico, porque es habitual y ordinaria manera de proceder; la cual hace que se conozca que ése es su modo de ser.

:: Existen reacciones habituales y constantes, debidas y causadas por procesos puramente biológicos y fisiológicos.
Y a las reacciones que aunque constantes y habituales, son causadas por vía fisiológica y biológica, no se les puede llamar "carácter".
Ordinarias, habituales y constantes son todas las acciones instintivas, pero nadie puede llamar psicológicamente "carácter" al instinto.
Son, las instintivas, reacciones habituales, constantes, debidas a causas sensitivo afectivas.
Y a las reacciones instintivas, que aunque constantes y habituales, tienen por causa un previo psiquismo sensitivo afectivo, no se las toma psicológicamente por "carácter".

:: "Temperamento" son las reacciones instintivas y esencialmente del mismo modo, pero unos las realizarán con más violencia, o con distinto ritmo, o con diversos intervalos.
Temperamento es, por tanto, el modo peculiar e individual de reaccionar psicológico dentro del marco de la especie, a los estímulos sensitivo-afectivos.
Instinto natural y temperamento, son una idéntica cosa en su esencia psicológica.

Todo queda en ellos en la esfera del llamado psiquismo inferior, o sea el sensitivo afectivo.
:: Sin la causalidad volitiva no puede hablarse psicológicamente de "carácter".
La causalidad volitiva en una respuesta de un Yo, es un caso aislado, no es una manera habitual del proceder psicológico de ese Yo.

El hecho de ser respuestas habituales y constantes y causadas por la dirección del psiquismo volitivo, son las que nos dan la esencia psicológica en toda su precisión, de lo que es "carácter".

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Psicoterapeuta Zaragoza.
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C.
(Antes General Sueiro -Zona Centro-)
Teléfono: 653 379 269
Web: www.rcordobasanz.es
Email: rcordobasanz@gmail.com

miércoles, 16 de mayo de 2018

Patología dual




Los trastornos por uso de sustancias se asocian frecuentemente con otros trastornos psiquiátricos.
Actualmente el término "diagnóstico dual" es sinónimo de comorbilidad de los trastornos psiquiátricos y uso de sustancias, destacado por una elevada prevalencia, significado pronóstico e importante implicación de un diagnóstico correcto.

Es posible la existencia de tres tipos de relaciones entre ambas patologías:

- Trastorno psiquiátrico primario que ocasiona un trastorno por uso de sustancias secundario.
- Trastorno por uso de sustancias que ocasiona sintomatología psiquiátrica de forma secundaria.
- Tanto la sintomatología psiquiátrica como el abuso de sustancias constituyen trastornos primarios.
:: La importancia de esta distinción es básica por la diferente evolución en cada ocasión y para plantear un adecuado abordaje terapéutico.

La comorbilidad entre uso de sustancias y trastornos mentales es del 61%.
Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Núm. Col.: A-1324
Psicoterapeuta
C/ Lacarra de Miguel 27. 2C. Junto al Corte Inglés de Sagasta.
Teléfono: 653 379 269

martes, 15 de mayo de 2018

Estudio de la Manía en Freud




Los estudios de Freud sobre la manía empiezan con su trabajo "Duelo y melancolía" de 1917, no obstante en 1898 menciona, en "La sexualidad en la etiología de las neurosis", la impotencia del análisis en los casos de confusión histérica, en la manía y en la melancolía. En 1908 también, en "Teorías sexuales infantiles", habla del caso de una mujer maníaca que lleva a su médico un montón de excrementos diciéndole que es su bebé.

Posteriormente encontramos, en esas cortas apariciones del problema maníaco, por una parte el sentimiento de impotencia que jamás abandonará a Freud en cuanto a la posibilidad, no solamente de curar, sino incluso de comprender los "enigmas" de la manía. Por otra parte, la omnipotencia anal en el corazón de esta enfermedad, punto que recordará Karl Abraham en el lugar que dará al objeto fecalizado en la problemática maníaca.

En 1917, Freud presenta la manía como la otra cara de esta imagen de Janus que sería la pareja melancolía-manía. No obstante, precisa posteriormente, que la melancolía no regresa obligatoriamente pasando por la manía. Puede evolucionar favorablemente sin transformarse en manía.

¿Cómo comprende Freud en 1917 la emergencia de la manía a partir del episodio melancólico?
Primero podemos poner de relieve que, de hecho, como muchos autores después de él una reacción defensiva que aleja al paciente del dominio melancólico. Melanie Klein hablará de defensa maníaca para designar con él el estado dinámico de este fenómeno: se inscribe en cuanto defensa en un movimiento que implica un peligro depresivo, sino melancólico.

Freud comprende en 1917 la melancolía como un fracaso del duelo. El Yo no puede aceptar separarse del objeto perdido y retirar sus investimientos libidinables del mundo externo sobre el mismo Yo. Freud no habla en términos de objeto interno opuesto a objeto externo, sino más bien en términos de Yo y de objeto. El objeto que se ha perdido debe además ser desinvestido en provecho de una reconversión del investimiento sobre el Yo.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo. Nº Col.: A-1324
Teléfono: 653 379 269
Dirección: (Zona Centro) C/ Lacarra de Miguel 27. 2C. Antes General Sueiro
Web: www.rcordobasanz.es


lunes, 14 de mayo de 2018

¿Qué es la ciclación rápida? Bipolar



CICLACIÓN RÁPIDA

La ciclación rápida es la presencia de más de cuatro episodios en un mismo año. En principio, se considera un factor de mal pronóstico, pero, contrariamente a lo que se pensó durante un tiempo, es una condición reversible con el tratamiento adecuado. 

No podemos hablar, por lo tanto, de que determinados pacientes sean cicladores rápidos y sí de que hay un paciente que ha presentado ciclación rápida durante un período determinado de su vida. 

Los casos más complejos de ciclación rápida se conocen como ultrarrápidos: se trata de pacientes que pueden presentar cambios bruscos de episodio en cuestión de horas -estar, por ejemplo, maníaco durante la mañana y profundamente deprimido por la tarde.

:: El problema es que este patrón se retroalimenta a sí mismo desde un punto de vista psicológico. La desazón de verse vapuleado sin control aumenta la angustia y dicha angustia hace más frecuentes e intensos los episodios. Por tal cuestión es básico conocer la dinámica del enfermo, buscar puntos de anclaje, de apoyo, ocio, ocupación y deporte.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
Zaragoza. C/ Lacarra de Miguel 27, 2C. 50.018.
Teléfono: 653 379 269
Email: rcordobasanz@gmail.com
Web: www.rcordobasanz.es

jueves, 10 de mayo de 2018

Manía disfórica (mixta)



:: Los estados mixtos pueden ser definidos de manera muy general como un estado en el que coexisten, simultáneamente, síntomas depresivos y maníacos. Fueron descritos por Emil Kraepelin en su Tratado de Psiquiatría. En la descripción del cuadro Kraepelin hace referencia a que algunos de estos estados mixtos tienen una evolución crónica, habiendo una gran dificultad para realizar un diagnóstico correcto. De acuerdo con sus descripciones aparecen con frecuencia en las últimas fases de la enfermedad, y son formas de mal pronóstico. Quedan reflejados en DSM y CIE-10.

:: Debido a la complejidad de su presentación clínica, todavía se cuestiona si son estados de transición de manía a depresión o viceversa, si están asociados con ciclaciones ultrarrápidas, si son la sobreposición de dos tipos de psicopatología y psicopatogenia: la maníaca y la depresiva, o si son formas graves de manía.

:: Se propuso, en ciertos estudios, basándose en criterios de manía y depresión del DSM-IV, hacer el diagnóstico de manía disfórica posible (un síntoma depresivo presente), probable (dos síntomas depresivos) y segura (tres síntomas depresivos presentes). 

:: Debemos tener en cuenta que una gran parte de los pacientes maníacos que requieren de hospitalización psiquiátrica tienen síntomas depresivos concomitantes (unos 46% tienen dos o más síntomas depresivos). 

:: Subrayar que depende entre otros muchos factores princeps lo sociodemográfico, la actividad previa, edad, relación con padres, apoyo social; no hay que obviar el componente psicosocial ni mucho menos tampoco).

:: Los cuadros mixtos, aunque las distintas definiciones de los manuales diagnósticos dificultan la comparación de unos estudios con otros, son formas especialmente graves de trastorno bipolar con peor evolución, y mayor número de hospitalizaciones.

:: Existen dificultades para el diagnóstico de estos cuadros, sobre todo al inicio de la enfermedad, ya que la coexistencia entre síntomas maníacos y depresivos conforma enfermedades que, a pesar de su gravedad, pueden tener la apariencia de cuadros neuróticos graves. Esto hace que el tratamiento, ya de por sí difícil, se complique aún más, con la consiguiente merma en la adaptación socio-laboral, riesgo de suicidio, y cronificación de los síntomas.

:: Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
:: C/ Lacarra de Miguel 27, 2C.
:: Tfno.: 653 379 269
:: email: rcordobasanz@gmail.com
:: web: www.rcordobasanz.es