PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

lunes, 1 de junio de 2020

Vacuidad




Al tener conciencia de esta vacuidad de los fenómenos, la dependencia de las acciones y sus frutos es más maravillosa aún que lo maravilloso, más fantástica aún que lo fantástico.
NAGARJUNA,
Ensayo sobre la mente iluminada.

 La vacuidad es uno de los conceptos más difíciles de entender que tiene el budismo y, a la vez, es uno de los conceptos con un potencial de transformación y de realización más alto (cuando se pasa de la mera  comprensión intelectual a la experiencia, esto define la sabiduría e incluso la iluminación, según enseña la tradición). Lo principal que hay es que decir que el término shunyata (vacuidad) no se refiere a la nada, ni niega que exista el mundo ni el ser. Lo que niega es la existencia sustancial de las cosas o que tengan una existencia por su propia cuenta, independiente y separada de todo lo demás. Esto es en cierta forma radical, porque supone necesariamente que no existe un yo fijo y estable, ese individuo que llamamos Alejandro o Andrea o Martín o Marcela, etc., siempre se está creando conceptualmente como una fijación de nuestra mente pero no lo podemos encontrar en ningún lugar estable. El ser es siempre interser, como explica el concepto originación dependiente el monje vietnamita Thich Nhat Hanh. Lo que nos dice esto es que todos los fenómenos y todas las cosas existen de la misma manera que existe un arco iris, con la concurrencia de ciertas causas y condiciones, como el sol, el agua, obviamente, pero también la mente y cierta perspectiva de observación ya que de otra manera no podríamos verlo… ¿cómo se ve un arco iris por atrás?

Uno de los principales expertos en este concepto en Occidente es el traductor Jeffrey Hopkins, quien ha servido de traductor del Dalái Lama y ha recibido numerosas enseñanzas tántricas. Hopkins define así la vacuidad:

"La vacuidad no significa la nada. Significa la carencia de un estado de sobre-sustancialidad en los fenómenos que vemos. Esta es una oración muy cargada, pero incluso nuestras sensaciones más desnudas no las vemos como realmente son, las vemos cómo más de lo que son, y esto es un problema, ya que el ver algo más en las sensaciones más básicas que tenemos nos nos lleva a la lujuría y al odio [sólo deseamos u odiamos algo que creemos que existe por sí mismo]. La clave yace en no ver las cosas con este recubrimiento… pero incluso este recubrimiento no viene de nuestro pensamiento, está, de hecho, en las cosas que vemos. Así que esto es difícil, por lo cual existen una enorme cantidad de enseñanzas para intentar entender qué es este error y cómo nos dejamos absorber por aquello que ni siquiera está ahí".

El Dalai Lama expone lo siguiente:

Reflexionar sobre el origen dependiente de un objeto -dependiente de causas y condiciones, dependiente de sus partes y dependiente del pensamiento-, ayuda enormemente a superar la impresión de que el objeto existe en sí mismo y por sí mismo. Así y todo, si no acabamos de comprender exactamente de qué están vacíos los fenómenos -qué es lo que se niega- al final de este análisis tendremos la sensación de que el objeto no existe en absoluto.

Esta experiencia hará que los fenómenos nos parezcan efímeros, como dibujos insustanciales, próximos a la nada. Este error es el resultado de no distinguir entre la ausencia de existencia intrínseca y la inexistencia. Si no se hace esta distinción es imposible percibir el origen dependiente de los fenómenos. Por otro lado, es fundamental comprender que vacuidad significa origen dependiente, y que este significa vacuidad. La vacuidad no es un vacío absoluto que niega la existencia de todos los fenómenos, sino la ausencia de existencia intrínseca. Los fenómenos están vacíos de esa condición, no están vacíos de sí mismos; una mesa está vacía de existencia intrínseca, no está vacía de ser una mesa. Así, como consecuencia de esta vacuidad -como consecuencia de la ausencia de existencia intrínseca- el agente, la acción y el objeto son posibles.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo.

Psicoterapeuta. N° Col.: A-1324

Teléfono: 653 379 269 Zaragoza

Tratamiento Online y Presencial.

Instagram: @psicoletrazaragoza

Página Web: www.rcordobasanz.es




domingo, 31 de mayo de 2020

Liberarse del estrés



El Sabio, aunque viaje todo el día,
Nunca se separa de su equipaje;
Aún rodeado por un paisaje magnífico,
Vive en tranquilidad.
Tao Te Ching, poema 26


El estrés es un rasgo insidioso de la vida en el mundo desarrollado y, por supuesto, es un anatema contra tu felicidad. Irónicamente, el estrés desempeñó antaño una función vital en nuestra evolución y supervivencia como especie, de modo que, lamentablemente, estamos "cableados" para experimentarlo aunque ya no sirva para su útil propósito original. Existen formas adaptativas de estrés, y también otros tipos malsanos que hay que disipar. El poder del TAO es muy útil para librarse del estrés pernicioso, y puedes comenzar a blandir este poder en cuanto estés dispuesto a hacerlo.

En cierto sentido, no importa que decidas plantar cara y luchar o dar media vuelta y huir (ante una amenaza real o imaginaria). Mientras decides qué hacer, tu cuerpo sufre fuertes cambios psicológicos, entre los que figuran la aceleración del pulso, el aumento de la presión arterial, la disminución de la tasa de hemorragia, la vocalización y la actividad muscular involuntarias, la inhibición gastrointestinal, el erizamiento del vello y la dilatación de las pupilas. Tanto si decides ir o luchar por tu vida, tu cuerpo se expresa exactamente de la misma manera. Si no fuera por estas respuestas instintivas no habríamos sobrevivido.
Sólo los humanos podemos utilizar el TAO para ayudarnos a equilibrar nuestra salvaje biología.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo Zaragoza
N° Col.: A-1324 Psicoterapeuta
Teléfono: (+34) 653 379 269
Instagram: @psicoletrazaragoza
Página Web: www.rcordobasanz.es




Educación



- "No hay nada que la gente no pueda ingeniárselas para elogiar, reprobar o encontrar una justificación acordé con sus inclinaciones, prejuicios y creencias". Molière, en "El Tartufo".

Nuestro mundo es tan complejo porque existe confusión, poca orientación pueden darnos aquellos que, aunque mucho griten, están tan perdidos como el resto. En el fondo, ellos no buscan iluminar, sino tan sólo brillar. Por eso es por lo que cada uno tenemos que emprender nuestra propia búsqueda y reflexión, y esto tiene mucho que ver con la importancia de la educación.

Sabemos que la palabra "educación" tiene una etimología muy rica y variada en cuanto a que hace referencia a conceptos diversos como son criar, alimentar, conducir, encaminar, sacar de dentro. Pero parece que la palabra la hemos entendido de forma muy limitada. Si miramos a nuestro alrededor puede darnos la sensación de que aquello que más se fomenta durante el proceso educativo es el adquirir conocimientos. Esto es sorprendente porque entre el saber y el saber hacer siempre ha existido una gran distancia.

- "Una cosa son los conocimientos y otra muy distinta las competencias".

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo
N° Col.: A-1324 Psicoterapeuta. Zaragoza.
Teléfono: (34) 653 379 269
Instagram: @psicoletrazaragoza
Página Web: www.rcordobasanz.es


sábado, 30 de mayo de 2020

Virginia Satir: Yo Soy Yo




En todo el mundo, no hay nadie como yo.

Hay personas que tienen algo en común

conmigo, pero nadie es exactamente como yo.

Por lo tanto, todo lo que surge de mi

es verdaderamente mío

porque yo sola lo escogí.

Soy dueña

de todo lo que me concierne,

de mi cuerpo,

incluyendo todo lo que hace;

mi mente,

incluyendo todos sus pensamientos e ideas:

mis ojos,

incluyendo las imágenes de todo lo que contemplan;

mis sentimientos, sean lo que sean,

ira, gozo, frustración,

amor, desilusión, excitación;

mi boca

y todas las palabras que de ella salen,

corteses, tiernas o rudas,

correctas o incorrectas;

mi voz,

fuerte o suave,

y todas mis acciones

ya sean para otros o para mí misma.

Soy dueña de mis fantasías,

mis sueños, mis esperanzas, mis temores.

Soy dueña de todos mis triunfos y logros,

de todos mis fracasos y errores.

Como soy dueña de todo mi yo,

puedo llegar a conocerme íntimamente.

Al hacerlo, puedo amarme,

y ser afectuosa conmigo en todo

lo que me forma.

Puedo así hacer posible que todo lo que soy

trabaje para mi mejor provecho.

Sé que hay aspectos de mi misma

que me embrollan,

y otros aspectos que no conozco.

Mas mientras siga siendo afectuosa

y amorosa conmigo misma,

valiente y esperanzada,

puedo buscar las soluciones a los embrollos

y los medios para llegar a conocerme mejor.

Sea cual sea mi imagen visual y auditiva,

diga lo que diga, haga lo que haga

piense lo que piense y sienta lo que sienta

en un instante del tiempo

esa soy yo.

Esto es real y refleja dónde estoy

en ese instante del tiempo.

Más tarde, cuando reviso cuál era mi imagen

visual y auditiva, qué dije y qué hice,

qué pensé y qué sentí,

quizás resulte que algunas piezas no encajen.

Puedo descartar lo que no encaja

y conservar lo que demostró que sí encaja.

E inventar algo nuevo en vez de lo que descarté.

Puedo ver, oír, sentir, pensar, decir y hacer.

Tengo las herramientas para sobrevivir;

Para estar cerca de otros,

Para ser productiva,

y para encontrar el sentido y el orden del mundo

formado por la gente y las cosas que me rodean.

Soy dueña de mí misma

y por ello puedo construirme.

Yo soy yo

y estoy bien.

 

Este poema lo escribió Virginia Satir para una quinceañera que le preguntó sobre el sentido de la vida.

(Título original: Self steem, 1970)

La carpa y el dragón



"El conocimiento viene de tener una única perspectiva, pero la sabiduría viene de tener múltiples perspectivas". Gregory Bateson

En la mitología se habla de algo que, aunque nunca ha ocurrido, siempre ha sido. De acuerdo en este punto, la mitolot china cuenta que en la parte más alta del río Amarillo existe una entrada muy especial, un umbral entre dos mundos. Este lugar se llama la Puerta del Dragón.

- Durante la primavera, los peces y, sobre todo, las carpas de colores nadan contracorriente e intentan llegar hasta dicha Puerta para de un salto cruzarla y ser así transformados en dragones, el símbolo del verdadero poder y benevolencia.
Los pocos peces que consiguen completar este viaje tan difícil son respetados por su coraje, determinación y persistencia. Por eso en muchos lugares de China el dibujo de una carpa de colores sirve para recordar esta gran historia y por eso también cuando una persona es capaz de superar una prueba de gran dificultad se dice que ha atravesado la Puerta del Dragón.

Creo sinceramente que son muchas más las personas que tienen talento que las que desarrollan la claridad mental y la entereza de espíritu para elevarse por encima de las corrientes de pensamiento y opinión que imperan en la sociedad. Hablo de una sociedad que ha avanzado mucho tecnológicamente pero que, sin embargo, acoge a un gran número de personas que son víctimas de la ansiedad, la envidia, el egoísmo y la violencia.

Por eso, la mitología, con su exquisita capacidad para hablarnos del camino que conduce a la transformación del ser humano, tiene hoy tanta interés y relevancia, ya que puede ayudarnos a reflexionar para encontrar las claves que nos permitan entender tal disparidad entre el avance tecnológico y el más bien escaso avance psicológico.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo Zaragoza. Online y Presencial. Gran Vía 32. 3° izqda.
Teléfono: (+34) 653 379 269
Instagram: @psicoletrazaragoza
Página Web: www.rcordobasanz.es







Restringir los Deseos



Si el ego es un monstruo al que hay que dominar o reducir, el deseo es un demonio al que hay que enjaular. Hay animales que simplemente no se pueden domar, y el deseo es uno de ellos. El deseo es salvaje, y aun domeñado, nunca llega a ser un gato doméstico. Sigue siendo un tigre que se alimenta ante todo de felicidad. Tu felicidad. Los seres deseosos corren el riesgo de acabar cautivos o esclavos de sus deseos. No hay nada tan peligroso como ver tus deseos satisfechos una y otra vez, porque el deseo jamás puede ser saciado permanentemente de este modo. Cuanto más se sacia, más necesita para ser saciado. Hasta que deviene tan magnificado que no cabe sacarlo en absoluto, excepto brevemente, y sólo mediante conductas que invariablemente transgreden las normas establecidas 

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo.
N° Col.: A-1324 Psicoterapeuta
Teléfono: (+34 Prefijo España) 653 379 269
Instagram: @psicoletrazaragoza
Página Web: www.rcordobasanz.es


viernes, 29 de mayo de 2020

Mente Dualista y sentimientos




La gran paradoja, es que, aunque lo que más anhelamos los humanos sea la acogida, el amparo, el cobijo, la cercanía, por ser entre otras cosas el encuentro lo que sana las heridas emocionales más hondas, con nuestra conducta muchas veces fomentamos lo contrario. La mente dualista antes o después va a hacer lo opuesto.

Cuando la oscuridad se encuentra con la luz, aquella empieza a desvanecerse. La belleza que sucede ni se puede prever ni se puede entender desde la mente dualista porque, sencillamente, la supera. Lo que emerge de esta voluntad auténtica de encuentro es algo nuevo que produce sorpresa, asombro y admiración.

El gran sabio chino, Lao Tzu, autor del Tao Te Ching hablaba de la importancia de no ser rígidos en la vida:

"Los hombres nacen suaves y flexibles;
muertos se vuelven duros y rígidos.
Las plantas nacen elásticas y flexibles;
muertas se convierten en secas y quebradizas.
Por eso aquel que es rígido e inflexible es un discípulo de la muerte.
Quién es suave y flexible es un discípulo de la vida.
Lo duro y rígido será partido.
Lo suave y flexible permanecerá".

Rodrigo Córdoba Sanz. N° Col.: A-1324
Psicólogo y Psicoterapeuta.
Teléfono: (+34 Prefijo Spain) 653 379 269
Instagram: @psicoletrazaragoza 
Página Web: www.rcordobasanz.es