PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

jueves, 16 de mayo de 2019

Pinceladas sobre la relación objetal

En la relación objetal el objeto es subjetivizado. Esto es debido al hecho de que la relación con él ha supuesto un tipo de proyección sobre el objeto, el cual es aprehendido como parte integrante del yo. Por eso el objeto es "mío", que es tanto como colocarlo ilusoriamente por el yo de cada cual. El objeto -obvio es decirlo- puede ser persona, animal o cosa. También, por supuesto, el objeto, cualquiera que sea, puede ser querido u odiado. No sólo es mío lo que amo, sino lo que odio; es decir, lo que acepto o lo que rechazo. Las relaciones objetales muestran la transferencia afectiva del sujeto hacia el objeto, la cual puede tener una forma de valencia. Para los partidarios de la tesis de la libido, esta relación objetal se explica de la manera siguiente: parte de la libido del sujeto se fija en los objetos y los hace suyos. Por eso se les quiere (o se les odia, se les rechaza, por cuanto éstos han sido antes objetos amados que ahora quisiera uno expulsar fuera de sí de la forma más eficaz, que es destruyéndolos).

martes, 7 de mayo de 2019

Sensibilidad Diferencial

Los Niños Altamente Sensibles, a los que suele describirse como altamente reactivos o de fácil estrés físico, tímidos o inhibidos en su comportamiento, o con genes relacionados con la ansiedad o la depresión, resulta que desempeñan mejor que otros niños cuando se les da una atención infantil de alta calidad. Con lo de que se "desempeñan mejor" me refiero a todo, desde el rendimiento escolar y el comportamiento moral hasta la competencia social, la autorregulación y la seguridad de sentirse queridos. Si las madres eran especialmente positivas y cariñosas, si a ambos progenitores se les instruía en habilidades parentales y de crianza, si a las niñas se les enseñaba la manera de gestionar la depresión, o si a los niños de orfanatos se les proporcionaba cuidados especializados durante la crianza, estos niños "susceptibles" o "sensibles" eran siempre los que más se beneficiaban. Es como si éstos no sólo absorbieran un mal entorno con más intensidad, sino que también eran los que más se benefiaban de un buen entorno.

miércoles, 24 de abril de 2019

Felicidad

Hay un discurso encubierto de científico basado en los postulados de la Terapia Racional Emotiva Conductual de Albert Ellis que encarna Rafael Santandreu. Psicólogo de Centro Estratégico de Terapia Breve en Madrid y Barcelona. También ha escrito Best-Seller como El arte de no amargarse la vida o Nada es tan Terrible.
A mi parecer es un hombre muy inteligente y feliz, en verdad, ¿qué más se puede pedir? Este señor despierta filias y fobias. Algunos, yo diría que la mayoría, agradecen la sencilla e irrefutable condición del ser humano como feliz y ecológico. Emplea modelos como Stephen Hawkins, esto es, modelos de fortaleza emocional. Personas que pese a la adversidad son felices.
Si nos limitamos a criticar (recuerdo que puede ser constructiva o destructiva); podemos ser severos o agradecidos. Pero no queda ahí, también puede servir o no el mensaje.
Esta Semana Santa he utilizado el YouTube en grandes dosis y he visto muchos vídeos de Rafael Santandreu. Con su psicología cognitiva o del pensamiento, decía arriba, esgrime unos pocos conceptos, frases, ejemplos y aforismos. Así se desenvuelve ante todos los periodistas e interlocutores y siempre sale airoso o exitoso, hasta de mi querido Buenafuente.
Al respecto de Andreu Buenafuente tengo que decir que sin pudor alguno, explica al público que le han hecho llegar las preguntas y las respuestas por escrito, Santandreu dice que eso lo hace con la editorial. Finalmente, Buenafuente, despidiendo la entrevista, suelta lo siguiente: es la primera vez que entrevisto a un psicólogo que dice joder, cabrón e hijo de puta. Esta supuesta naturalidad es parte de su éxito mercantilista. Les invito a explorar los aficionados a la psicología o quienes atraviesen una mala racha. Ahora bien, leído un libro o escuchadas dos entrevistas; pueden pasar a otra cosa.
Salud.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
Zaragoza. Zona Centro.
Teléfono: 653 379 269
E-mail: rcordobasanz@gmail.com
Página Web: www.rcordobasanz.es

sábado, 20 de abril de 2019

Tu sombra

Todos tenemos un reverso de la media, aquello que no se ve pero que también nos pertenece. Se trata de lo que Jung llamaba persona, esto es, la parte del teatro griego que a través de una máscara se comunicaba.
Podemos verlo y comprobar que existe en todo animal humano. Sin duda hemos visto, en los últimos años, que el tipo duro puede esconder una persona sensible que se muestra en diferentes contextos. Tenemos varios yoes, como decían en Oriente hace miles de años. También nos podemos atrever a decir que tenemos varias identidades y que se plasman en diferentes contextos, con diferentes interlocutores.
Para ser personas completas tenemos que hermanarnos con nuestra sombra. Virginia Gawel, del Centro Transpersonal de Bs As, comenta en su actividad docente la siguiente anécdota "que le regalaron": una mujer muy bella y pasada un poco de peso había estado a punto de morir en el parto de su hijo. Era modelo y su preocupación era la próxima ropa que se compraría. Ella tuvo una experiencia cercana a la muerte que no sólo alumbró a una criatura que tiene 15 años, además, esa experiencia fue transformadora para su consciencia y decidió ir a Argentina a estudiar psicología, donde conoció a Virginia Gawel. Ahora se dedica a ser enfermera de pacientes terminales, es decir, al filo de la muerte y habrá terminado como Licenciada en Psicología.
Virginia Gawel reflexiona que, en ocasiones, una experiencia de esta magnitud puede revertir la perspectiva de la experiencia vital y conducirnos a otros caminos.
Nacemos como un círculo y podemos llegar a ser una esfera, completos, ahí surge un problema para pensar en otra ocasión. Cuando no estamos en la media de la población podemos estar, en un extremo, muy enfermos y, en el otro, ser personas esféricas, completas y haber alcanzado la cima de la espiritualidad de Maslow. Para ello no hace falta ser psicólog@ o psiquiatra, un pastor, un obrero, modista o comerciante puede serlo también, en definitiva la felicidad reside en encontrarnos y ser felices, siendo completos.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
Zaragoza (Zona Centro).
Página Web: www.rcordobasanz.es
E-mail: rcordobasanz@gmail.com
Teléfono: 653 379 269

jueves, 11 de abril de 2019

PAS En lo bueno y en lo malo

Elaine Aron, autora de El don de la sensibilidad, en su libro El don de la sensibilidad en la infancia dice lo siguiente sobre la infancia de los NAS (Niños Altamente Sensibles):
Las PAS que en diversas mediciones dieron cuenta de haber tenido una infancia poco dichosa eran más proclives depresión, ansiedad y timidez que las no-PAS que habían tenido igualmente infancias complicadas. Sin embargo, con una infancia suficientemente buena, las PAS eran tan felices como las no-PAS, o incluso aún más felices. Es decir, tal como comprenderás en breves, los NAS se encuentran en una posición ventajosa con respecto a otros niños si dan con los padres, madres, maestros adecuados.
El poderoso influjo de la infancia en las PAS adultas fue el motivo principal por el que escribí este libro, porque es mucho más fácil prevenir los problemas en la infancia que intentar curarlos en la edad adulta. Es como si las PAS fueran especialmente vulnerables. Pero las investigaciones siguen demostrando que hay algo más aparte de eso, y que incluso mencioné en el libro sin ser plenamente consciente de su importancia. Por ejemplo, en el libro hablé de W. Thomas Boyce et. al., quienes descubrieron en 1995 que los niños "altamente reactivos", situados en entornos más estresantes, padecen más enfermedades y lesiones que los demás niños. Boyce llegaba a comparar a estos niños con las orquídeas, en tanto que a los niños no-reactivos los veía como a los silvestres dientes de león. Pero Boyce se muestra de acuerdo en el hecho de que estamos estudiando el mismo rasgo.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
Teléfono: 653 379 269
E-mail: rcordobasanz@gmail.com
Página Web: www.rcordobasanz.es

martes, 9 de abril de 2019

Aceptarse PAS

No debemos adormecer nuestros deseos legítimos de cercanía y apego. Nadie puede vivir en un vacío emocional. Necesitamos relacionarnos al menos con algunas personas que nos transmiten afecto, que nos acepten como somos, que nos apoyen y nos animen. Y no siempre es fácil encontrarlas.
Pero no cabe duda de que también debemos acometer la tarea de tratarnos con benevolencia, lo que implica dejar de intentar encasillarnos a cualquier precio y desligarnos conscientemente de la comparación constante con personas más fuertes y que aparentamente tienen una vida más sencilla. Distanciarnos de nosotros mismos, de nuestra particular manera de ser, siempre agudiza el sentimiento de soledad. Pero no se trata de atenuar los aspectos dolorosos de nuestra sensibilidad y disimular la realidad, sino más bien de desarrollar en nosotros cualidades maternales y afectuosas para, de este modo, superar nuestras partes más severas y excesivamente autocríticas.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
Zaragoza (Zona Centro).
Teléfono: 653 379 269
E-mail: rcordobasanz@gmail.com
Página Web: www.rcordobasanz.es

lunes, 8 de abril de 2019

Erótica y Sexualidad. López Ibor

Marañon ha explicado todos los peligros de la pubertad viril, por tratarse de una fase de intersexualidad crítica; pero tanto él como Freud han olvidado una distinción fundamental. En todo el ámbito del concepto freudiano de la libido, campea el grave error de confundir la erótica con la sexualidad; lo que se califica en el mundo corrientemente como sentimientos, tendencias y actos eróticos, no son en suma más que la sexualidad espiritualizada; un paso más, y mediante el acto taumatúrgico de la sublimación, todo ello se convertiría en cuanto de bello y bueno produce el ser humano. Bien es verdad que este concepto tan precario de la erótica ya lo emitió Schopenhauer cuando en su Metaphysik der Geschlechtiebe, establece que el fin inconsciente de todo amor no es otra cosa que la composición de la nueva generación.

Nota de Rodrigo Córdoba Sanz: vemos otra vez aquí al autor de La agonía del psicoanálisis, destilando su ideología aderezada de sus gruesos conocimientos para criticar destructivamente al psicoanálisis. Corriente que tiene mucho por asimilar de recientes teóricos y clínicos, y que muchos de ellos no piensan que el Freud al que hace referencia López Ibor siga vigente aún.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta.
Zaragoza (Zona Centro).
Teléfono: 653 379 269
E-mail: rcordobasanz@gmail.com
Página Web: www.rcordobasanz.es