PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

domingo, 29 de enero de 2017

La consciencia inmediata y la finalidad de la psicoterapia



El objetivo para un terapeuta Gestalt es la recuperación del paciente, en cuanto a su espontaneidad. Al contactar con el entorno, de estar plenamente en la frontera-contacto. En efecto, la presencia plena y espontánea es para nosotros un sinónimo de consciencia inmediata. La consciencia inmediata es la capacidad intrínseca de cada ser humano de experimentar en todos sentidos el propio estar-con y estar-en, o sea, hacer contacto en una situación dada.
En otras palabras, el fin de la terapia Gestalt es que el paciente recupere su propia espontaneidad de estar en el mundo, la propia capacidad de elegir deliberadamente (función-yo) sobre la base de las seguridades corporales adquiridas (función ello) y de definiciones sociales -o relaciones- de sí mismo (función personalidad).
En Gestalt, este proceso ha sido entendido de varias formas: algunos lo identifican con la recuperación de la consciencia inmediata del paciente, otros con recuperar capacidades de contacto perdidas: Y, en efecto, las dos cosas coinciden.
Los terapeutas de la Gestalt que se identifican con la perspectiva fenomenológica -o situacional- creemos que el cambio terapéutico  gestáltico es la percepción de la frontera-contacto entre el paciente y el terapeuta. En consecuencia, es un cambio que se da no sólo en el paciente sino también en el terapeuta. Es una co-creación de una nueva frontera-contacto.
Margherita Spaugnolo Lobb
Rodrigo Córdoba Sanz.
Terapia Humanista y Psicodinámica