PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

martes, 31 de enero de 2017

Quiero estar bien

¿Qué idea tiene el cliente/paciente del bienestar?
A veces el cliente se refiere al bienestar como un estado permanente de felicidad caracterizado por la ausencia de dificultades y conflictos. También puede que tenga la fantasía que todo lo que diga, haga, sienta y piense se corresponda siempre con la imagen ideal que tiene de sí mismo, y que nunca sucede nada que ponga en cuestión tal imagen: "es que no quiero ser tal cosa", o "es que no quiero sentir esto".
Este tipo de fantasías es muy frecuente, por ejemplo, en parejas que quieren que "todo vuelva a ser como antes".
Vistas así las cosas, lo que caracteriza a la demanda fantasiosa es que, cuando se concreta, aparece claramente como una demanda "loca" o "imposible".
Algunas demandas aparecen ya formuladas, ya de entrada, de esta manera. Son los casos de clientes que dicen, por ejemplo: "estoy siendo maltratado por mi pareja y quisiera dejar de sentir odio hacia esa persona", o, "acabo de separarme y quisiera dejar de sentir dolor".
Entonces procede ponerse didáctico: sobre lo que es posible y lo que no, sobre lo que es natural e inevitable en determinadas situaciones, donde la cuestión no puede plantearse en términos de cómo podemos librarnos de algo sino de cómo podemos llevarlo de otra forma.
Los cognitivistas se refieren a Epícteto, quien decía que las cosas no son como son sino como creemos que son.
La didáctica de la profesión supone explicar en que consiste una terapia. Se le explica, por ejemplo, que puedo ayudarle a estar claro en lo que quiere y ayudarle en proponerlo con mayor firmeza o con mayor cuidado: hasta ahí puedo llegar. Hasta aquí depende de sí mismo. Que el otro haga o deje de hacer una cosa no depende sólo del cliente.

¿Se trata de una demanda fantasiosa, imposible? ¿O se trata más bien de una demanda equivocada o, incluso, manipulativa?
El objetivo, desde luego, no es clasificarla, sino saber qué hacer con ello.

Francisco Sánchez Gavete
Terapia Gestalt. Una guía de Trabajo
Rodrigo Córdoba Sanz. Terapeuta Humanista y Psicodinámico