PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

sábado, 13 de marzo de 2010

Federico García Lorca


SI MIS MANOS PUDIERAN DESHOJAR

Yo pronuncio tu nombre
en las noches oscuras,
cuando vienen los astros
a beber en la luna
y duermen los ramajes
de las frondas ocultas.
Y yo me siento hueco
de pasión y de música.
Loco reloj que canta
muertas horas antiguas.

Yo pronuncio tu nombre,
en esta noche oscura,
y tu nombre me suena
más lejano que nunca.
Más lejano que todas las estrellas
y más doliente que la mansa lluvia.

¿Te querré como entonces
alguna vez? ¿Qué culpa
tiene mi corazón?
Si la niebla se esfuma,
¿qué otra pasión me espera?
¿Será tranquila y pura?
¡¡Si mis dedos pudieran
deshojar a la luna!!

Hay quien dice que la poesía puede cambiar la realidad. Por el permanente cambio, siempre poesía.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Rodrigo, deja a tu corazón en paz, y sigue tu vida. Eres una persona especial y especial haces tu profesión. No pienses tanto.
Comodín. Te llamaré.

Rodrigo Córdoba Sanz dijo...

El autor sólo escribe la mitad del libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector
(Joseph Conrad)