PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

lunes, 3 de mayo de 2010

Sobre el miedo


Un "pensador" me aproximó a la lectura de Krishnamurti. Por mi formación como psicólogo y como psicoterapeuta de orientación analítica me he visto llevado a valorar e interpretar esas lecturas.
Se trata de conferencias disgregadas en diversos lugares en los que se repite el mismo tema. Tema que puede o no coincidir con el título del libro.
Lo cierto es que hablaré de un escrito titulado "Sobre el miedo".
Allí se dice que el miedo es a algo. Que el miedo reside en el pensamiento, en el recuerdo y en no vivir en el aquí y ahora.
Pero poco se habla de las emociones, de la irracionalidad de estas y de algo fundamental, que las emociones y los pensamientos se determinan recíprocamente en un circuito neuronal. Los pensamientos desatan emociones y las emociones hacen pensar, se trata de el ligazón entre lo emocional y lo cognitivo que trabaja la psicoterapia cognitivista, que nace del psicoanálisis. Quizá la psicoterapia cognitiva está más centrada en los pensamientos para controlar las emociones y el psicoanálisis pos su par transferencia/contratransferencia está centrado en algo vivencial, algo emocional que resuena en el individuo analizando y explorando los aspectos biográficos profundos que tienen que ver con el sufrimiento. Habría entonces tres aspectos el sujeto, el objeto y el contexto. El propio Freud habló de lo relacional aunque quizá no tuvo tiempo de desarrollar lo que Fairbairn trabajó con la líbido "buscadora de objetos". El hombre busca relacionarse, Freud cita a Artistóteles y ese mismo pensador habló del hombre como animal social.
Freud habló de angustia, delimitó la neurosis, la psicosis y la perversión, que ahora, en el actual DSM, ateórico, procura obviar la influencia que tiene todavía Freud en la psicopatología y en la terapéutica.
Krishnamurti habla del miedo como Freud hablaba de angustia, para referirse al malestar, empleando ese concepto en abierto, para referirse al ser humano como reactivo a los miedos internos y externos. Freud habla del pensamiento como en función de una emoción, en "Teoría de los sentimientos", Castilla del Pino realiza ejercicios matemáticos para explicar dicha relación.
Krishnamurti es probablemente repetitivo y tiene una concepción algo limitada aunque interesante del miedo, el miedo de Krishnamurti no es el miedo de la psicopatología y creo que tampoco se acerca al concepto de miedo popular, las personas no hablan de miedo, sino de ansiedad, no se habla de miedo a algo sino de fobias. Las nuevas taxonomías también troquelan el discurso social y el imaginario colectivo.
Krishnamurti dice que el miedo es a algo, esto es parcialmente cierto. Teóricamente sí, pero en la práctica clínica (y ahí está la labor del terapeuta) no se sabe bien donde está el miedo.
Recuerdo el artículo de Winnicott "El miedo al derrumbe", allí se dice que ese derrumbe al que temes ya ha sucedido", es una repetición en lo imaginario de algo recordado. Esto hace valer el discurso de Krishnamurti en cuanto al miedo como recuerdo. Recuerdo de una situación pasada donde se sufrió y otra desencadenante de una experiencia similar. También se puede tener miedo sin una experiencia isomórfica con lo vivido, por ello opera la fantasía. El concepto de miedo es muy extenso, seguiremos reflexionando sobre el.

1 comentario:

Guzmán. dijo...

Jiddu Krishnamurti y Doris Pratt.

"Recuerdo un entrevista con Krishnaji en la que le dije que quería discutir mi problema. El problema era que quería dejar de fumar. Me dijo: "Señora Pratt, me ha hablado usted de su problema, pero, en realidad, las cuestiones son cuatro. El hecho es que usted fuma, y a él se une, en primer lugar, la falacia de que fuma y le gusta. La segunda falacia es que desearía no fumar; y de ella surge a continuación el ideal: usted desería ser ese ideal, alguien que no hubiera fumado nunca. Y por último, existe el vacío interior que le hace a uno fumar, volcarse en el sexo, o cualquier otra cosa". De modo que había un conflicto entre el hecho y el vacío, y en medio de él estaba la falacia, el mito. Un momento después añadió: "¡Cielo santo, el mito al que yo en un tiempo me aferré! Creí que había de ser el Maestro del mundo, cuando en realidad era un joven común, y quería hacer todo lo que un joven quiere hacer: enamorarse, montar en motocicleta, hacer carreras... En aquel tiempo era simplemente un joven. Y me debatí entre el mito y el hecho".


Doris Pratt, organizadora de las charlas de Krishnamurti, Londres.
Krishnamurti 100 años de sabiduría, Evelyne Balu.
http://seaunaluzparaustedmismo.blogspot.com/