PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

martes, 27 de abril de 2010

Borderline

Algunos pacientes se sienten incomprendidos y bichos raros, el hecho de saber qué les pasa les produce cierta calma en un primer tiempo no obstante alimenta la visión negativa que tienen de sí mismos. Por tal razón en cuanto a la psicoeducación hay que tener mucho ojo en qué se dice y cómo se dice. Los pacientes borderline son personas sensibles que pueden desestabilizarse tras una consulta si se habla de su enfermedad de una forma muy directa, brusca y sin tener previamente una confianza suficientemente adecuada.
Son personas que tienen mala prensa porque tienen conductas erráticas, a veces no acuden a sus tratamientos o los cuestionan, tienen muchas comorbilidades con trastornos del eje I, por ejemplo abuso de sustancias, ansiedad, depresión, anorexia, agresividad, conductas autodestructivas y un largo etcétera.
Estas personas tienen miedo al abandono, tienen miedo a la soledad, no se sienten queridos, tienen unas biografías duras que hay que reconstruir. Es lo que Balint llamaba "basic fault". Son personas, generalmente muy inteligentes que en ocasiones llevan un recorrido de muchos terapeutas, en cuyo caso es más difícil establecer una buena alianza terapéutica por todo el bagaje previo de escepticismo y desconfianza.
Suelen generar problemas de contratransferencia, esto es producen desconcierto y "cargan" emocionalmente al terapeuta.
A veces transmiten odio hacia el terapeuta, en cuyo caso hay que mantenerse inerme y resistir ese odio para proporcionarles una experiencia emocional correctiva.
Tienen "hemorragias conductuales", pueden salir un fin de semana y drogarse hasta perder la noción de la realidad. Estas personas pueden tener psicosis tóxicas y micropsicosis por el contenido latente de su psiquismo, que está constituido por objetos persecutorios, hostilidad, odio y un pobre concepto de sí mismos.
Tienden a mimetizarse con personas de su entorno, es una forma de encontrar una identidad definida, ya que su propia identidad está difusa, difuminada, no saben bien quienes son y esto les produce terror. Sienten un profundo vacío interior, miedos diversos y tienen una conducta caótica que es fiel reflejo de su mundo interno, pueden ser los más encantadores o los más agresivos, al terapeuta lo pueden idealizar o devaluar. El mecanismo de la disociación está presente en ellos, así como una escisión del yo. Existe una parte psicótica y una parte neurótica que compensa y contiene a la parte psicótica. Por eso van transitando de un lado a otro, siendo riesgoso el consumo de tóxicos que disparan violentamente la parte caótica de su personalidad y les lleva a tener problemas consigo mismo y con los demás.
Tanto ellos como sus familias y otros allegados no suelen entender hasta muy avanzada la terapia lo que les pasa, las familias se cierran a pensar que su hijo está tan enfermo, prefieren pensar en otras cuestiones.
Sin embargo estas personas pueden curarse, hay que buscar sus puntos de salud y potenciarlos, hay que aliarse con la parte sana de la persona y reforzar sus comportamientos reflexivos y serenos.
Estas personas sufren mucho, las oscilaciones de su estado de ánimo, de su autoconcepto, de su imagen corporal y la relación con el mundo se antoja difícil de digerir, ya que viven muy intensamente los afectos y a veces quieren dejarlo todo, abandonar y morirse, sea metafóricamente o a través de intentos de suicidio o conductas autoagresivas o peligrosas.
Suelen utilizar los tóxicos como relajantes y como una forma de evadirse de la realidad que no soportan, algunos pueden utilizarla para ser más divertidos o encajar con los demás.
En definitiva, creo que cada caso es singular y que esta explicación es descriptiva y limitada.

5 comentarios:

Lilith dijo...

Soy afectada, y he de decir que para ser una explicación descriptiva y limitada, como dices, es una de las mejores que he leído viniendo de un profesional. Supongo que habrás tratado a varias personas con TLP. Puede que te interese la página que llevo, www.con-cienciaborderline.es, lleva poco tiempo funcionando. Es una página sobre la enfermedad, las personas, los familiares, y lo que se puede hacer para mejorar la situación de nosotros mismos los afectados. También estamos iniciando una asociación con el mismo nombre. Me gustaría que fuese un lugar de estudio, reflexión y convergencia de ideas, no sólo para desahogarse. Quizá te apetezca escribir algún artículo en ella, o contar tu experiencia como terapeuta. En cualquier caso, gracias, por no ser uno de esos profesionales que nos llaman "quematerapeutas" y se niegan a tratarnos.

silvia dijo...

Yo hace tiempo que tengo dudas de si padezco este trastorno o no, cada vez estoy más segura de que sí. Me gustaría encontrar un buen terapeuta en Sevilla que me tratara, ya que he pasado por muchas terapias y realmente ninguna me ha ayudado, algunas incluso me han empeorado ya que es verdad que soy muy sugestionable y todo lo que me dicen de afecta bastante. Soy madre de tres hijos y lo último que quisiera es que a ellos les afectara y pudieran desarrollar también este trastorno. Creo que hago muy infelices a todos a mi alrededor, sobre todo a mi marido ya que no soy capaz de controlar mi estado de ánimo y mis enfados. Veo que viene tu número de teléfono, te llamaré pero ahora es tarde y no sé si seguirás con este número, pero la llamada sería para que me aconsejaras sobre un buen terapeuta para este trastorno en Sevilla, muchas gracias.

Anónimo dijo...

soy borderline y es la mejor descripcion que pudieron hacer de mi sobre el abuso de toxicos es totalemnte cierto me pongo agresiva cuando consumo y lastime hasta fisicamente a muchas personas .. actualmente estoy en tratamiento pero sinceramente se me hace imposible vivir asi espero recuperarme algun dia saludos

Rodrigo Córdoba Sanz dijo...

Celebro que hayan encontrado un eco en esta humilde entrada de un blog dedicado a la psicoterapia y el arte y en el que las patologías graves como el TLP tienen un papel destacado. Afortunadamente cada vez hay más profesionales sensibilizados con estos problemas y la preparación es mucho mejor. Un abrazo. Rodrigo Córdoba Sanz.

Blanca dijo...

Buenas noches,

Me han diagnosticado TLP hace poco. Aunque no hacía falta que nadie me dijera: 'A tí te pasa algo. Y tiene nombre'. Tuviera el nombre que tuviera, ese algo llevaba intoxicando mi vida desde hacía tiempo. Ahora simplemente me siento tranquila al saber que no era yo la que se inventaba el sufrimiento, sino que era real.
Dicho esto, le felicito por su labor divulgativa en la red y le pregunto:
1. ¿La inteligencia de las personas con TLP es especialmente superior, inferior o simplemente igual que el resto de personas? ¿Hay estudios al respecto? Tengo mi hipótesis pero quiero oír la suya.
2. Me han recetado estimulantes cerebrales para que la zona del lóbulo frontal cerebral que percibe los estímulos funcione, ya que según mi psícólogo y según el psiquiatra, mi TLP es la consecuencia del desarrollo de un TDAH en adultos. ¿Está bien recetado? ¿No se requeriría justo lo contrario, unos sedantes para frenar la impulsibidad que gobierna nuestra vida?

Muchas gracias Rodrigo por su aportación y atención.
Un abrazo desde el norte.