PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

jueves, 15 de agosto de 2013

Trastorno Antisocial de la Personalidad

TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD

La característica principal del trastorno antisocial de la personalidad es la conducta irresponsable ante la sociedad, la violación por los derechos de otras personas, reglas y normas, sociales, individuales y morales. Otra característica esencial en el “antisocial”, es la alta capacidad para manipular mediante la mentira, hipersensibilidad para la agresividad, irritabilidad, es impulsivo, testarudo, necio, así como una incapacidad para anticipar o visualizar consecuencias a largo plazo de sus conductas y planificar su futuro.
En el bloque de las relaciones personales, el “antisocial” posee la incapacidad para fecundar relaciones intimas, profundas y vínculos estables. Su tendencia a manipular y utilizar al otro para su beneficio, impide la estructuración de vínculos sólidos, concretos y reales. Indiferencia por los demás y carencia de remordimientos en la negatividad de sus actos justifican su libertad para interactuar en un hábitat sin culpa.
Busca continuamente sensaciones nuevas y estimulación y es incapaz de aprender de la propia experiencia, se podría decir que no “escarmienta”. Pueden llegar a arriesgar su bienestar y el de los demás.

Se dice que la personalidad antisocial posee un nivel por arriba de lo normal en inteligencia, debido a que es manipulador de las situaciones, llegando a controlar un mundo subjetivo como es la precepción de los demás, utiliza su inteligencia para representarse ante los demás como una persona inteligente, simpática, mesurada y responsable, convenciendo con ella a los demás y al mismo tiempo logrando sus objetivos.
La persona con trastorno antisocial, presenta un historial de conflictos desde su infancia, de niños y adolescentes mienten, pelean física y verbalmente, roban, se escapan de casa y su comportamiento no se corrige con los castigos, sino que se estimula y fecunda la lucha interna con figuras de poder (normas, leyes, padres, escuela, maestros, etc.)




El trastorno antisocial de la personalidad forma parte, junto con los trastornos histriónicos, límite de la personalidad y narcisista de la personalidad, del denominado grupo dramático de los trastornos de la personalidad, también conocido como “impulsivo” o “emocional”. Frecuentemente aparece asociado a depresión y abuso de alcohol u otras drogas.

Ahora veamos la descripción del trastorno antosocial de la personalidad según el DSM-IV-TR (MANUAL DIAGNÓSTICO Y ESTADÍSTICO DE LOS TRASTORNOS MENTALES) Y EL CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades, décima de edición, apartado de psiquiatría, recogido por la Organización Mundial de la Salud)

1) DSM-IV-TR
Criterios para el diagnóstico de
F60.2 Trastorno antisocial de la personalidad (301.7)

A. Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes ítems:
1. fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, como lo indica el perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención
2. deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para obtener un beneficio personal o por placer
3. impulsividad o incapacidad para planificar el futuro
4. irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones
5. despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás
6. irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas
7. falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber dañado, maltratado o robado a otros

B. El sujeto tiene al menos 18 años.
C. Existen pruebas de un trastorno disocial que comienza antes de la edad de 15 años.
D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de una esquizofrenia o un episodio maníaco.


2) CIE-10
F60.2 Trastorno disocial de la personalidad (según CIE-10)
Se trata de un trastorno de personalidad que, normalmente, llama la atención debido a la gran disparidad entre las normas sociales prevalecientes y su comportamiento; está caracterizado por:
a) Cruel despreocupación por los sentimientos de los demás y falta de capacidad de empatía.
b) Actitud marcada y persistente de irresponsabilidad y despreocupación por las normas, reglas y obligaciones sociales.
c) Incapacidad para mantener relaciones personales duraderas.
d) Muy baja tolerancia a la frustración o bajo umbral para descargas de agresividad, dando incluso lugar a un comportamiento violento.
e) Incapacidad para sentir culpa y para aprender de la experiencia, en particular del castigo.
f) Marcada predisposición a culpar a los demás o a ofrecer racionalizaciones verosímiles del comportamiento conflictivo.
Puede presentarse también irritabilidad persistente. La presencia de un trastorno disocial durante la infancia y adolescencia puede apoyar el diagnóstico, aunque no tiene por qué haberse presentado siempre.
Incluye:
Trastorno de personalidad sociopática.
Trastorno de personalidad amoral.
Trastorno de personalidad asocial.
Trastorno de personalidad antisocial.
Trastorno de personalidad psicopática.
Excluye:
Trastornos disociales (F91.-).
Trastorno de inestabilidad emocional de la personalidad (F60.3).



http://icientificasypsicoterapia.blogspot.com.es/2009/12/trastorno-antisocial-de-la-personalidad.html

1 comentario:

Anónimo dijo...

espero que te ayude, como tú lo hiciste en su momento a mi...por cierto, te debo una contestación a tu llamada.

http://www.youtube.com/user/demoona