PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

sábado, 9 de noviembre de 2013

Educación: el arma más poderosa




Mandela, eterno en su debacle física nos ha dejado un legado de justicia a base de tesón y disciplina. Esa disciplina repercutió en sus ámbitos familiares. No tuvo tiempo para su familia, solo tuvo tiempo para salvar a su país de una injusticia. La opresión racial por parte de una minoría blanca. Nadie puede convertirse en mito y él tampoco. Eso sí, estuvo donde y como tenía que estar para que cambiara de rumbo el país. Curiosamente recibió el Nobel de la Paz junto a su opositor. Estuvo muchos años en la cárcel y cuando lo estuvo encontró el movimiento de su segunda mujer y sus hijas para mantener viva la llama de la lucha del pueblo negro. Esta historia me conecta con el patito feo. Es así, una mayoría era negra y unos pocos blancos, al revés que la historia típica, los menos expulsaron a los blancos y la mayoría tardó en organizarse porque necesitaba de un líder que se cultivara y luchara con la paz (también emplearon métodos menos recomendados). De este modo cobra valor la bella expresión de Nelson Mandela: "La Educación es el arma más poderosa que se puede usar para cambiar el mundo".

Rodrigo Córdoba Sanz

1 comentario:

Santiago González Sacristán dijo...

¡Anda ya! Mandela fue, es y será el negro más duro de su tribu. Por eso aguantó todo y `por eso fue presidente. El resto de los colegas se quedó por el camino. (Cela decía que sólo el que sigue la consigue, y tenía razón)Ni la muerte puede con Mandela. ¿Tesón y disciplina? ¡Anda ya! Comer bien, hacer ejercicio y ser el tío más fuerte de la tribu. Eso lo explica todo. Y no tener miedo a nada. Vale por hoy, Rodrigo. Please y sorry. ¿La enfermedad cerebral? En mi blog. Au revoir o arrivederci, amigo del alma sincero. No te lo crees ni tú. Adiós.