PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

miércoles, 29 de junio de 2011

¿Por qué fracasa la gente al elaborar el duelo?

Sólo las personas que son capaces de amar intensamente pueden sufrir también un gran dolor, pero esta misma necesidad de amar sirve para contrarrestar su dolor y curarles.
                                                                                                                                        TOLSTOI

FACTORES RELACIONALES

Las variables relacionales definen el tipo de relación que tiene la persona con el fallecido. La relación que suele impedir que la gente elabore un duelo adecuadamente es la que tiene un grado elevado de ambivalencia con hostilidad no expresada. Aquí, la incapacidad para afrontar y tratar dicha ambivalencia inhibe el duelo o presagia un exceso de enfado y de culpa, que producen dificultades al superviviente. Otro tipo de relación que plantea problemas es la narcisista, en la que el fallecido representa una extensión del superviviente. Admitir la pérdida supone admitir la pérdida de una parte de sí mismo, así que la niega.
En algunos casos, la muerte puede abrir viejas heridas, en ese caso se solapan las dos problemáticas y se retroalimentan. La oralidad, puesta como dependencia o ambivalencia por la relación con las personas fallecidas generan un especial malestar.

FACTORES CIRCUNSTANCIALES

Al principìo, vimos que las circunstancias que rodean una pérdida son importantes para determinar la fuerza y el resultado del duelo. Hay ciertas circunstancias específicas que pueden imposibilitarlo o hacer difícil que concluya de manera satisfactoria. La primera de ellas es cuando la pérdida es incierta. Un ejemplo sería un soldado desaparecido en acto de servicio. Por ejemplo, en la guerra de Vietnam hubo muchos desaparecidos dados por muertos que produjeron un duelo mal elaborado en sus mujeres, se dieron muchos casos de divorcios. En el otro lado, cuando no regresaron esos soldados aparece una ilusión de esperanza que impide elaborar el duelo.

FACTORES HISTÓRICOS

Las personas que han tenido duelos complicados en el pasado tienen una probabilidad mayor de tenerlos en el presente. "Las pérdidas y las separaciones del pasado tienen un impacto en las pérdidas, las separaciones y los apegos actuales y todos estos factores tienen que ver con el miedo a futuras pérdidas y separaciones y con la capacidad para establecer apegos en el futuro". Aquellas personas que han tenido un historial de depresiones también corren un riesgo mayor de desarrollar una reacción complicada.

FACTORES DE PERSONALIDAD

Estos factores están relacionados con el carácter de la persona y cómo ésta afecta a su capacidad para afrontar el malestar emocional. Hay algunas personas que son incapaces de tolerar el malestar emocional extremo, así que se aíslan para defenderse de dichos sentimientos intensos. Sin embargo, debido a su incapacidad para tolerarlos, hacen un cortocircuito en el proceso y desarrollan un duelo complicado.
Aquellos cuya personalidad no tolera los sentimientos de dependencia tendrán un duelo complicado:
"Debido a que la elaboración del duelo exige experimentar sentimientos universales de desamparo delante de la pérdida existencial, aquellas personas cuyas principales defensas estén construidas alrededor de la evitación de dichos sentimientos es probable que tengan reacciones disfuncionales durante el duelo. Por lo tanto, las personas que funcionan de manera más competente en la superficie pueden ser las más desconcertadas por una pérdida importante, puesto que ésta golpea el núcleo de su sistema defensivo."

Otra dimensión que personalidad que puede entorpecer el duelo es el propio autoconcepto. Cada uno de nosotros tiene ideas sobre quién es y generalmente intentamos vivir de acuerdo con nuestra definición de nosotros mismos. Si parte del autoconcepto de una persona incluye ser la fuerte de la familia, puede necesitar representar ese papel en su propio detrimento. Las personas "fuertes", y este autoconcepto suele estar reforzado socialmente, no se permiten a sí mismas experimentar los sentimientos que se requieren para una resolución adecuada de la pérdida.

FACTORES SOCIALES

El determinante final que puede tener un papel extremadamente importante en el desarrollo de un duelo complicado tiene que ver con factores sociales. El duelo es realmente un proceso social y se afronta mejor en un contexto en el que la gente se puede apoyar y reforzar mutuamente en su pérdida. Lazare destaca tres situaciones que pueden presagiar o dar lugar a un duelo complicado:
La primera es que no se pueda hablar socialmente de la pérdida.
Un segundo factor es la negación social de la pérdida.
Una tercera dimensión social que puede producir complicaciones es la ausencia de una red social de apoyo.

1 comentario:

RICCI dijo...

gracias por estos temas, sería interesante leer sobre la dependencia emocional