PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

martes, 7 de febrero de 2017

Eduard Punset El viaje a la Felicidad




La felicidad es un estado emocional activado por el sistema límbico, al contrario de lo que opina mucha gente, "la mente racional" o cerebro consciente poco tiene que decir.
Billones de membranas y que hacen de nuestro cuerpo una comunidad andante de células, el cerebro se da cuenta demasiado tarde de que han actuado como terroristas.
Las miles de agresiones que sufren las células a lo largo del día y procesos regenerativos también pasan inadvertidos.
En la actualidad se ha detectado una proteína llamada CREB que compartimos con la mosca de la fruta y tiene que ver con la memoria a largo plazo.
También afecta a otras áreas del cerebro como nuestros instintos maternales y ritmos de sueño y vigilia. Esto sugiere que la maquinaria molecular implicada en los procesos de la memoria y del aprendizaje se ha conservado prácticamente intacta. De ahí surge el problema de la felicidad, mediada por la genética y a las emociones programadas.
La contaminación afecta sobre las células y flujos hormonales.
Las decisiones como dejar de fumar afectan positivamente en las células con posibilidad de regeneración.
Ocurre lo mismo con las emociones. Su origen en la parte no consciente del cerebro no implica que se pueda vivir al margen del sistema límbico.
A pesar de la aparente incompatibilidad entre los códigos primitivos de la amígdala y el hipotálamo, por una parte, y del neocortex por otra... Este fue el proceso gradual de adaptación de nuestros ancestros. Como dijo el pintor Antonio López: "falta de esplendor".
El poner en un segundo plano a la dirección de las emociones, sistema límbico, ha sido criticado desde Platon hasta la actualidad.
Esta vida, esta sociedad, esta cultura nos conduce a disociar las dos facetas: emocional y racional.
Esto también tiene causas biológicas profundas.
La falta de felicidad, como dice Antonio López es el reflejo de una vida gris, como plasma en alguna de sus obras.
Eduard Punset El viaje a la felicidad
Sinopsis de Rodrigo Córdoba Sanz