PEACE

PEACE
Paz y Ciencia

jueves, 2 de marzo de 2017

Vacío Existencial

En la entrada anterior escribía sobre la insatisfacción vital. Víctor Frankl empleó el término vacío existencial, vacío de sentido.
A mitad de camino entre las terapias humanísticas y el psicoanálisis existencial, Frankl un sabio prolijo luchó por reivindicar el estar-en-el-mundo.
En ocasiones no existe una psico(pato)logía de fondo sino una incomodidad muy acentuada de vivir por motivos de ensamblaje entre las demandas externas y el potencial humano. Pongamos por caso un ingeniero industrial que tiene que vender perfumes en una tienda porque no encuentra nada más (muy propio de la crisis española), y él ha tenido suerte de encontrar trabajo...
En todo caso, después pueden desarrollarse patologías, por ejemplo, la depresión.
Víctor Frankl demostró con métodos estadísticos el dolor profundo de los jóvenes.
Otro ejemplo, es elegir la carrera de "tus padres" y no la vocacional. Esto responde al narcisismo de los padres, la indulgencia y sumisión del hijo. Resultados muy pobres y tristes por lo general, a no ser que haya una sobreadaptación del hijo por diversas razones.

Rodrigo Córdoba Sanz. Psicólogo y Psicoterapeuta Zaragoza